miércoles, 30 de noviembre de 2022

Críticas 268: x-acto, paranoise, liquid lunch, snooper, 3D and the holograms, spodee boy

Vamos hoy con una tanda de cinco 7”s del magno sello Goodbye Boozy, responsable de atreverse a plasmar en vinilo el trabajo de multitud de bandas actuales, de las más ruidosas y gamberras, de esas que pueblan los bandcamps y los canales de Youtube con sus demos digitales.

Se me están acumulando los discos comprados recientemente y veo que no llego a comentarlos todos antes de fin de año. Así que, meteré un acelerón, publicando más de las tres críticas en cada entrada, para que puedan entrar todos en el ranking de 2022.




3-D and the Holograms: “Promo” (7”, Goodbye Boozy Records)

Edición en vinilo limitada a 280 copias de la casete promocional de 2021 con dos temas extra, para esta súper banda formada por gente de Research Reactor Corp., Satanic Togas y The Gobs. Casi nada...

Te puedes hacer una idea de a qué suena si conoces a los grupos citados. Un producto de Punk actual muy del rollo Egg y con mucha caña.
Weird Punk abrasivo y muy loco, que podría perfectamente poner la banda sonora de una película en la que unos payasos disfuncionales y desquiciados ponen patas arriba un circo, masacrando a todo el público.

Y es que el teclado distorsionado que se alza por encima de las guitarras le da un toque circense que no veas.

La voz podrida, como de rata del espacio exterior, la velocidad endiablada con la que pasan las canciones y la cantidad de locura insana contenida en cada una de las seis piezas que componen el EP, hacen de este producto una golosina muy muy tentadora.

La única pega, para mi gusto, la guitarra que, muy de vez en cuando, ocupa el lugar protagonista para abrasarnos con unos punteos que, si bien no son excesivamente horripilantes, si que se me antojan demasiado clásicos para el estilo “moderno” que practica el grupo.

Gran disco. 

Mgrtn.




Liquid Lunch: “Come again” (7”, Goodbye Boozy Records)

Desde Minneapolis, el corazón del Egg Punk, nos llega el primer 7” de esta banda que tiene en su haber tres demos digitales, una de ellas. la del año pasado, también convertida en casete.

Me encanta cuando pones un disco y tienes que comprobar si se ha colado una pelusa en la aguja por el “mal” sonido.
Weird Punk, bastante original en algunos momentos, que abunda en el feísmo sonoro. Guitarras feas, riffs feos, armonías feas y desestructuradas y una voz también bastante fea, que redondean un producto bastante desagradable e incómodo.

Me gustan bastante más cuando no tiran del rollito Coneheads o Uraniun Club (la tierra siempre tira un poco) y se centran en ser feos de una manera un poco más espesa. Vamos, cuando no se les ve el plumero o, dicho de otra manera, cuando son ellos mismos. Aunque, también le cortaría alguna cuerda a la guitarra de vez en cuando, je.

En definitiva, un single bastante aceptable de Punk de ahora (que no es lo de siempre) en donde, a veces y acertadamente, sacan un poco el pie del tiesto.

Mola. 

Mgrtn.




Snooper: “Snooper EP” (7”, Goodbye Boozy Records)

Segundo 7” de esta banda de Nashville, que ya editara el año pasado Goodbye Boozy y que ha reeditado este año nuevamente. Además de un par de casetes, tienen dos nuevos 7”s que han visto la luz en este 2022.

Se trata de un producto 100% Egg-xplotation, que calca los ritmos entrecortados y saltarines de Coneheads, muy en la línea de Prison Affair; sobre todo en algunos temas, aunque con un aire algo más tierno.

En otros temas se muestran más naif, un poco a lo Maze, quizás. Ayuda también a la comparación la voz de la chica.

Me recuerdan también un poco a los Poppets, por aquello del chico/chica y la dulzura pop que emanan. Aunque, pese a la batería minimalista, claramente Snooper tocan bastante mejor y definitivamente practican otro estilo.

Lo hacen bastante bien y es un disco muy recomendable si eres fan del estilo. Si no estás muy metido en ello, te recomiendo mejor que acudas a los grupos originales.

A mí me ha gustado. 

Mgrtn.




Spodee Boy: “Neon lights” (7”, Goodbye Boozy Records)

Sexto 7” del proyecto personal de Connor Cummins, integrante de los arriba comentados Snooper y de un puñado de bandas más como Body Cam, Vacant Future, Chainshot, Sex Hotel...

En este 7”, grabado ni más ni menos que por Erik Nervous, Cummins se junta con un par de colegas (también en mil grupos cada uno) para ofrecernos cuatro canciones de Punk grasiento. Algo muy americano, tanto que huele a vaca que echa para atrás.

Cow Punk con un pie plantando firmemente en los grupos de los 90 que le daban al género y basculando con el otro pie entre cosas más crampianas o pantanosas y entre alguna que otra referencia más.

Lo cierto es que lo tenía en mi wishlist señalado en rojo, pero debí escuchar alguna canción de otro disco que me entusiasmó. Esto no me mata.
Una nueva señal para que escuche algo más de los 15 segundos de la primera canción de un grupo antes de incluirlo en mi lista de deseos. ¿Escarmentaré? No creo.

Aún así, al que le guste el rollo, se lo recomiendo. 

Mgrtn.




X-Acto / Paranoise: Split (7”, Goodbye Boozy Records)

Y dejamos lo mejor para el final. Así es el orden alfabético.
Esto también lo tenía marcado en rojo en mi wishlist y esta vez no me he equivocado. Aunque lo de escuchar solo un trozo de la primera canción, va a ser mi perdición, Jajaja.

Y es que X-Acto saltan de un estilo a otro sin contemplaciones. Al principio, en las dos primeras canciones se muestran muy cibernéticos dándole al Synthpunk más robótico y loco, para luego pasar al Punk veloz, guarro, ruidoso y gritón. Mientras en el tercer tema empiezan en modo HC Punk a toda hostia para acabar inmersos en pasajes de Surf instrumental.
Muy loco todo y muy ruidoso, que es el lo que importa.
Molan bastante.

Y los Paranoise no se quedan atrás. Están más delimitados dentro de una pautas que se autoimponen, sin saltar de un estilo a otro, pero no se cortan ni un pelo a la hora de hacer el gamberro y ponerlo todo patas arriba, con multitud de cambios muy locos.
Practican un Weird Punk actual, quizás un poco de libro en la segunda canción, pero saben darle una vuelta de tuerca al asunto siendo lo suficientemente sucios para embarullarlo todo y crear una sensación insalubre. El nombre Paranoise creo que les define bastante bien. También molan bastante.

Cuanto más alto te lo pongas, mejor. Gran split, sí señor.

Mgrtn.

martes, 22 de noviembre de 2022

Críticas 267: Phantasia, Mock Execution, Ohyda



Phantasia: “Ghost Stories” (LP, Beach Impediment Records)

Detrás de esa portada engañosa, que nos sugiere que vamos a encontrarnos con un grupo de metal gótico o con un recopilatorio tecno de los primeros 90, se oculta esta maravillosa banda de Nueva York.

Delicioso debut en vinilo, tras una maqueta que sacaron en el 2019.

Es indudable que la banda se ha inyectado en vena aquella sensibilidad que poseían los discos de The Smiths, facturando un delicioso pop oscuro con accesos de rabia Punk en algunos momentos y con un pie siempre dentro del Post Punk más ochentero.

Al estar cantado por una chica, es inevitable pensar en The Organ, aunque definitivamente, si bien ambos grupos siguen las enseñanzas de Morrissey en sus postulados iniciales, el resultado final es diferente. De hecho, más bien podríamos hablar de una mezcla entre The Organ y Siouxsie, pero con personalidad y encanto propios y con muchos otros ingredientes del pop melancólico de los 80 en el cocktail.

Como ya he apuntado, la lánguida forma de cantar de Tara, generando regueros de espesa miel negra, se rompe de cuando en cuando con estallidos de Punk cuando la banda pisa más el acelerador y ella demuestra que también sabe cantar de una manera agresiva. Rompiendo, eso sí, la encantadora monotonía de un disco ideal para días de lluvia y bajos estados de ánimo.

Una maravilla, sin duda. 

Mgrtn.


Mock Execution: “Killed by Mock Execution” (LP, La Vida Es Un Mus)

Tras un par de casetes y un 7” que vio la luz en 2019, LVEUM se lía la manta a la cabeza y edita el primer 12” de esta banda de Chicago en la que encontramos a Thaib A. Wanab de la banda Daily Ritual (Singapur) que ya comentamos en su momento.

Mock Execution practican un Hard Core bastante agresivo y dañino, con unas velocidades de estas que te peinan para atrás.
Mucha tralla Crush, mucho ruido, mucho cabreo. Guitarras zumbando como avispas por encima que, a veces, no se sabe bien si están tocando notas a lo loco o se trata de punteos muy medidos y calculados. Bueno, sí se sabe, pero me gusta pensar que no, jeje. 
Es lo que pasa con tanta velocidad, que se pierden los matices. El eterno dilema... Pero vamos, yo prefiero que, en estos casos, se pierdan los detalles porque me gusta mucho más el ruido que la técnica.

De hecho, me gustan bastante más los temas ultra rápidos que cuando se muestran más obsesionados con machacar cabezas a base de riffs pesados, que me resultan muy jeviatas.

Sí que son un cruce entre Doom y bandas como Gai o Kaaos. Lógicamente me quedo antes con la parte de los japoneses y los fineses que con la de los británicos, en este caso. De hecho, me gustarían mucho más restándole la parte Doom entera.

Ideal para poner a esos vecinitos canallas fans de Sabina... 

Mgrtn.




Ohyda: “Pan Bóg Spelni...” (LP, La Vida Es Un Mus)

Tercer LP que LVEUM dedica a esta banda polaca de Hard Core Punk incómodo y visceral.

Perfecta continuación de su anterior trabajo, bajando el pie del acelerador, sin tantos temas espídicos, pero reincidiendo en los pasajes oscuros y macabros ya explorados por la banda. Y es que, es precisamente este tono algo más calmado el que consigue resaltar más las atmósferas tormentosas y desquiciadas.

Solo 7 temas, pero suficientes para mostrarnos de cerca los horrores del infierno en un tono que podría rozar lo épico en ocasiones si no fuese tan pringoso y asqueroso.
Hordas de orkos sembrando el terror y rebañando la carne de los huesos de sus adversarios al son marcial de un Punk tenebroso, calculado y “tranquilo” que provoca en el oyente el efecto contrario, el de intranquilidad y desasosiego.

Gran disco. 

Mgrtn.




domingo, 20 de noviembre de 2022

Críticas 266: Genital Masticator, McNamara, Polansky y el Ardor, Rudimentary Peni

Pues hoy va la cosa de reediciones. Creo que todas ellas se podrían calificar de “imprescindibles”.



Genital Masticator: “Me voy cagar en tu puta madre” (LP, Discos MeCagoEnDios)

Si odias la música, este es va ser uno de tus discos favoritos.

Flipante LP que recupera las 191, sí has leído bien, 191 canciones, que incluía la maqueta de la banda del mismo título, que vio la luz allá por 1994.
Pero espera, que también se incluye una sesión inédita con otras 108 canciones, un directo del 93 con 107 temas y las 52 canciones de la casete que compartieron con 7 Minutes of Nausea. En total 458 canciones. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

Cada canción de la maqueta es como un coitus interruptus de los Anal Cunt. Mis favoritas son las 52 del final, en donde reina aún más el noise y el resultado es bastante más anárquico y caótico.

En resumen, temas de apenas segundos de Grind gutural y Noise extremo ideales para levantar a todos los vecinos del edificio un domingo a las 7 de la mañana. Ya verás como te miran de otra manera en el ascensor...
Si escuchas entera la cara A te aseguran un dolor de cabeza para toda la semana.
Y si te tragas la cara B del tirón, el dolor de cabeza puede ser permanente.
El que avisa no es traidor.

Genial. 

Mgtn.




McNamara: “RockStation” (LP, Subterfuge)

21 años después, POR FIN sale esta joya en vinilo. Y es que a finales de los 90 y comienzos de este siglo, cuando se dio por muerto oficialmente el formato, hay cantidad de discos que solo salieron en CD. Pero, parece que la resurrección del vinilo no solo iba a traer cosas malas (subida de precios, atascos monumentales en las fábricas...), trae también cosas buenas como el rescate del mejor disco en el que ha participado Fabio McNamara, con permiso del “¡Cómo está el servicio... de señoras!”, por supuesto.

Me imagino que todos conocéis el disco y tampoco me voy a extender demasiado. Se trata sencillamente de una obra maestra en la que Luis Miguélez hace su magia y sabe sacar lo mejor de la Fanny.
Y, por supuesto, con unas letras delirantes, de lo mejorcito que se ha escrito en castellano. Sencillamente magistrales. Imposible quedarse con una sola.

¿De qué trata este disco? Pues aparte de que “se trata de ti, se trata de mí, se trata de blancas”, se trata de mucho más que de “pan, circo y Boogie Movie”. Petardeo supremo que roza niveles estratosféricos, mariconismo sofisticado hasta decir basta, macarrismo glam de cartón piedra, RNR y música de baile... Lo tiene todo.

Y no sobra ninguna de las 10 canciones que componen el LP.
Temas incontestables como Mi Correo Electónic
...Oh!!, Ultraceñidas, Boogie Movie, Chulo latino o Vivir en Beverly Hills brillan todos con luz propia, desprendiendo todos la misma esencia 100% McNamara.

Eso sí, prepara mínimo 27 euros para pillarte la edición básica, y 40/50 para la de lujo.

Con estos precios, la verdad es que uno espera que al menos la foto de portada (muy chula, eso sí), no esté pixelada. Pero bueno, supongo que era la calidad que había...

En cualquier caso, ¿hace falta decirlo? CLÁSICAZO que hay que tener sí o sí en vinilo.

Ave Fanix! 

Mgrtn.




Polansky y el Ardor: “Ataque preventivo de la URSS” (7”, Snap! Records / Monokord))

Sobran las palabras, ¿no?
Reedición de este ultraclásico del Punk ibérico y la Nueva Ola madrileña que sacó Spansuls allá por 1982, antes de que el grupo fichase por Ariola para grabar su único LP Chantaje Emocional.

Lo cierto es que la edición original era en 12” y no me hubiese importado que esta reedición también lo fuese. Aunque entiendo que el dinero manda y, desde luego, las tres canciones caben perfectamente en formato pequeño.

Aparte del mega hit que es “Ataque preventivo”, el disco se completa con mi favorita, y la más Punk de su repertorio, “Y no usa laca”, rebautizada luego en el LP como “Negra”. Sin duda otro de esos temas políticamente incorrectos de los 80 que son inconcebibles a día de hoy. “Ya por fin lo conseguí, tengo una negra solo para mí...” Pues, eso.

Y en la cara B encontramos el tema de After Punk tenebroso “Chanrtaje emocional”, que contiene además una de mis frases favoritas del pop en castellano “devuélveme ya el rosario de mi madre”.

No hay más que decir. Todo oro puro de muchos quilates. 

Mgrtn.




Rudimentary Peni: S/T (7”, Sealed Records)

En su labor de recuperación de piezas imprescindibles y/o malditas del Punk, Sealed Records se han atrevido con los dos primeros LPs de esta seminal banda de Anarcho Punk y también con este, su primer 7” de 1981. Me imagino que la reedición del siguiente single, Farce (1982), estará al caer...

Este 7” de debut contenía (y contiene) nada menos que 12 temas. 12 patadones en la cara que pasan en un suspiro.

Sin duda, es su disco más veloz y rabioso, en el que ya se puede apreciar el magistral manejo del Punk podrido e incómodo que posteriormente desarrollarían de una manera más flemática y reptante.

Si buscas la palabra Punk en Wikipedia , debería aparecer adjunto un audio de este disco. 

Mgrtn.

martes, 8 de noviembre de 2022

Críticas 265: Hogar, La Urss, Sistema de Entretenimiento


Hogar: “Todos contra todos” (LP, Flexidiscos / Mata La Música)

Hogar, con la demo de tres canciones que sacaron hace un par de años, ya no recuerdo si solo en bandcamp o también en casete, consiguieron llamar la atención de la escena junto a otro buen puñado de grupos valencianos, convirtiendo a Valencia en el epicentro de la nueva movida Punk.

Y ahora, dos años después, tras cierto retraso en la edición, tenemos por fin en las manos este LP, su debut en vinilo.

El resultado: 10 temas de Punk vibrante con sensibilidad Pop. Guitarras limpitas con los agudos muy marcados (como debe ser), una base rítmica más que capaz de mantener la tensión y una voz que destila chulería: no hace falta más.
Si además resulta que no tocan las mismas putas ruedas de acordes de toda la vida y son capaces de sonar “distinto”, pues mucho mejor.

Me gustan más, como suele pasarme, los temas más veloces y gamberros que los medios tiempos o los que tienen un tufillo como “moderno”. Aunque son tan pegadizos, que me imagino que, en un par de vueltas más al disco, voy a estar cantando todos los temas por igual.

Un muy buen disco, engañosamente simple y con contenido, que no se limita a ofrecer lo de siempre.
Y encima a buen precio. Que en estos tiempos en los que un LP cuesta ya un ojo de la cara aunque sea nacional, se agradece y mucho.

Mgrtn.




La URSS: “+” (LP, Humo)
Y, aquí tenemos, un disco + de La URSS. El quinto LP, en sus ya casi 16 años de carrera, si

no calculo mal.

Cuando pinchas el primer tema (Eurorden), la verdad es que piensas “me he equivocado de disco... ¿no habré puesto el LP de Algara?”. Y no lo digo porque copien a los catalanes, que ellos no han inventado ese rollo, lo digo porque es un disco en castellano de ese estilo que tengo reciente en la memoria.

Y es que sorprende esa batería machacona y minimalista que parece una caja de ritmos y nada menos que un sintetizador!!! en la intro de un tema de Post Punk que atufa a 80’s por todos lados. Luego, cuando el tema se va desarrollando más y la voz de Áfrico comienza a teñirlo todo del color de La URSS la cosa vuelve a su sitio, a lo que todos estábamos esperando. Y así se mantienen hasta el final del disco.

Pero ese inicio es, sin duda, un gran golpe de efecto para empezar el disco, que me ha sorprendido gratamente.

En lo que respecta al resto de canciones, podemos hablar perfectamente de un disco continuista del anterior en donde echan raíces en su “nuevo” estilo, en donde ya habían dejado de lado el Punk convulso y desquiciado de sus inicios.
Así que siguen practicando un Post Punk de tintes negros, con temas más calmados y con melodías de pop oscuro, todo ello con sus ya típicas letras trufadas de frases grandilocuentes en donde se mezclan política y filosofía existencialista.

Es cierto que ese toque tradicional andaluz que ya venían cultivando, y haciendo de él seña de identidad, desde antes incluso de rendirse completamente al Post Punk, está algo menos presente en este LP.
Pero lo sustituyen por ecos y resonancias también muy folklóricas y tradicionales de unos tiempos que se pierden en la inmensidad del pasado de la España más profunda y olvidada. De hecho hay un par de temas en la segunda cara en donde se respira mucho ese olor a tierra removida envuelto en unas atmósferas de tiniebla, casi de aquelarre.

En definitiva, como no cabía esperar otra cosa de ellos, un disco muy sólido y de gran calidad de un grupo que siempre será bien recibido en esta casa.
Brillante.

Mgrtn.




Sistema de Entertenimiento: S/T (LP, Flexidiscos / BEF Records)

Pues, nada más y nada menos, que 26 temas contiene este LP que recopila gran parte de las grabaciones del grupo entre 2020 y 2022.
Si no me equivoco (y si lo hago, me da igual) se incluyen temas del casete que sacó también Flexi hace un par de años y algunos temas que no habían sido editados en ningún formato físico. Pero no se incluyen las grabaciones que han salido en sus dos 7”s, aunque sí distintas tomas de algunos de los temas allí planchados.

La edición está bastante cuidada e incluye un poster gigante desplegable en donde, por una cara tenemos la ilustración que ya se usó en el casete y en la otra hay un collage bastante flipante con multitud de dibujos de Víctor.

En lo referente a la parte musical, pues ya sabes lo que te va a encontrar si te has topado con la banda en estos últimos años en algún momento, ya sea en casete, vinilo, internet o en directo: Arcade Punk saltarín y chulesco.
Y si necesitas una explicación: Punk simple con melodías vocales de pop pegadizo, voces aniñadas y nasales, tecladitos robóticos, bases programadas y mogollón de soniditos retrofuturistas. O, si lo prefieres, los putos Leonor SS haciendo música para un video juego de la Game Boy con letras de referencias constantes a la cultura manga nipona y a sus protagonistas.

Un delicia de disco en donde no hay un tema malo. Ideal para escuchar mientras comes ramen en un ambiente distendido o para poner en cualquier guateque y que los jóvenes bailen sin parar dando botes.

Si no te gusta es que eres un viejo de mierda. En ese caso, mejor que te pongas tus discos de Black Sabbath y tires de la cadena al terminar.

Mgrtn.

miércoles, 19 de octubre de 2022

Críticas 264: Airbag, Liiek, Glaas



Airbag: “Siempre Tropical” (LP, Sonido Muchacho)

Pues aquí tenemos, otra vez, un nuevo disco de Airbag, el noveno ya (si contamos el de versiones y rarezas). Y para muchos de sus fans (entre los que me incluyo, por su puesto), a pesar de que no supone ya ninguna novedad el que anuncien trabajo nuevo, sigue siendo un momento muy emocionante.

Es cierto que el anterior LP, “Cementerio Indie”, enfadó a algunos fans de la banda, porque es cierto que, a pesar de contener gemas nada desdeñables, el tono general del disco se alejaba un poco del estilo del grupo. Sí, de acuerdo, igual que han ido haciendo siempre en cada entrega, avanzando valientemente y no repitiendo el mismo disco una y otra vez; pero es cierto que igual fue un salto demasiado grande y lo de no poder apoyar el pie en el suelo crea siempre vértigo y confusión entre los aficionados.

En cualquier caso, con “Siempre Tropical” parece que vuelven a caminar por los lugares comunes que todos adoramos e identificamos con Airbag.
A mí, desde luego, no me cabía duda ya que el anticipo, que supuso ese 10” intermedio de cuatro canciones que fue “Discotecas”, nos devolvía por unos instantes a los Airbag del “Gotham te necesita” y resultaba bastante tranquilizador.

Pero vamos al grano. “Siempre Tropical” creo que es un disco que vuelve a dar en el clavo y que logrará. de nuevo, el consenso de todos los fans, reconciliándose incluso con los que tanto se enfadaron con el anterior.
Para empezar, la portada me parece la mejor que han tenido nunca, obra sublime de Pop Art de El Marqués. Supongo que las camisetas deben tenerlas ya planeadas
...

Por supuesto, y creo que los que me conocéis un poco, sabéis que tengo que quejarme del primer tema. Cuando escuché el adelanto me pareció “demasiado Planetas” y, al rato, me enteré que el mismo Jota colaboraba en las voces. Me parece fenomenal la admiración mutua que se tienen ambas bandas, pero yo no puedo con el estilo de los Granada. Me aburre y me cabrea a partes iguales.

Después, nos encontramos con “Cuentos Chinos” (purito Airbag y con un estribillo muy saltarín), que creo que, por ahora, es mi favorita, tanto en letra como en música.
Y, a partir de aquí comienza un carrusel de canciones que entran a la primera y que construyen el disco que todos esperábamos de ellos.

Un disco redondo de pop puro y duro que nos conduce por los escenarios de siempre, con esas brillantes historias de amor/desamor personalizadas con guiños constantes a la cultura pop (que si la marmota Phil, que si John Hughes, que si Laura Palmer, que si Lost in Translation...).

Y, además, con unas letras exquisitas, como siempre: unas letras con las que es imposible no identificarse. Con algunas frases que dan en el clavo y quedan para la historia como: “No me bebía tus zumos deprisa, las vitaminas no se le van” o “Solo salen con los perros, pero hay gatos encerrados”.

Me gusta especialmente cuando dicen “anoche, nasty”. Ya no solo por lo de “nasty”, si no por como, con solo dos palabras, describen un situación que todos hemos vivido mil veces y que no hace falta explicar más.

Si es cierto que en este disco igual falta un poco el elemento innovador que suelen incluir en cada nuevo LP, ese pasito (o pasazo) adelante que siempre dan. En ese sentido es un disco

más conservador, no sé si porque en el anterior, como ya he dicho, se pasaron de frenada o simplemente es que les ha salido así.
No obstante, cuando casi se está acabando el vinilo, se sacan de la manga un tema de 30 segundos como “Todo Mal”, purito Hard Core, que recuerda, e incluso supera, en velocidad y furia a ciertos temas de su primer disco. Y, justo después, sorprenden con el tema más macarra, el que da título al disco y que empieza muy duro a lo “Enter sandman" de Metallica, cabalga con trote garagero y desemboca en un estribillo de pop muy dulce. No es lo que más me gusta del mundo, ni mucho menos, pero, sin duda, es sorpréndete viniendo de ellos y dentro de un álbum tan Pop.

En general, menos “Finales Alternativos”, que ya he dicho que a mí los Planetas nasty (je), me gustan y me convencen casi todos los temas.
Además de destacar como favorita “Cuentos Chinos”, como ya he hecho, creo que podría decantarme también por “Viva John Hugues” y “La Marmota Phil”, aunque posiblemente en sucesivas escuchas (que prometen ser cientos) la cosa cambie.

Tampoco puedo dejar de señalar que, aunque las melodías de las voces son Airbag 100%, el riff principal de "Andrea" es clavado a "Una mujer de bandera" de Hombres G, como bien me ha chivado mi amigo Javi por whatsapp, con el que comparto devoción por ambos grupos. Yo no lo había pillado, pero ha sido decírmelo, poner el tema y ahí estaba, en efecto. Igual ni ellos se han dado cuenta, no sé. Y lo digo como muestra de que aún hay mil detalles por descubrir en este disco y para poner de manifiesto, también, la pasión con la que los fans reciben y escrutan cada entrega de los malagueños. 

Y, para finalizar, destacar también la preciosa melodía de “Perros y Gatos”, el tema acústico que cierra el disco y en el que hace arreglos mi amigo Guille de Wild Honey, aunque para mi siempre será de los Rhino Wresters y de los Chopper Kids ;).

Muchas gracias, chicos. Gracias por seguir al pie del cañón y regalarnos tantos buenos momentos.

Mgrtn




Glaas: “Qualm” (LP, Static Shock)

La verdad es que cada vez tengo menos ocasión de decir aquello de “me pillé el disco en el concierto”, porque, al menos en Madrid, cada vez hay menos conciertos interesantes en lo que a grupos internacionales se refiere. Y es que, tras la pandemia, de Punk internacional del “bueno” no viene casi nadie, mientras que, si quieres mierdas de Garage, tienes cientos de miles de shows cada mes. Y eso que la escena garagera está aún más envejecida que la del Punk, que sí que tiene sangre joven, aunque sea en el rollo más costrón.

Por no hablar de que la capital se está quedando atrás y ahora hay que irse hasta Alcorcón o Parla para ver algo interesante. Y, la culpa, en buena medida, además de otros factores como la nueva situación rara de las giras que parecen que esquivan cada vez más Madrid y España, la tiene la desaparición de La Coco en el distrito de Tetuán que tantos y tantos conciertazos nos ha brindado... En fin, que me enrollo mucho. Vamos con el disco de estos alemanes, que sí me pude pillar en su concierto en el Wurli hace unas semanas.

Se trata de su debut en vinilo este mismo año, nada más y nada menos que de la mano de Static Shock, tras la casete adelanto de tres temas que sacó el mismo sello el año pasado.

Un compendio de 10 canciones en donde los de Berlín nos ofrecen una buena ración de Post Punk con ecos del Anarcopunk británico de los 80, cuajado de tintes oscuros y atmosferas misteriosas, así como bastantes momentos deliciosamente incómodos y altas dosis de originalidad.

Lo cierto es que lo que escuché al principio en internet (posiblemente 10 segundos de un tema y otros 10 de otro) no me acabó de convencer al 100%, pero ahora, escuchando el disco con calma, me parece una maravilla. Y cuanto más te metes dentro y más avanza el disco, más te atrapa. Parecido me pasó en el concierto, que me costó un rato meterme en su música y empezar a disfrutar de la riqueza de matices que nos ofrecen.

Vamos, que hay que sumergirse unos metros, no quedarse en la superficie, para sentir como te arañan las aristas de su propuesta. Aristas romas, no demasiado afiladas (por eso no se sienten desde el primer momento), pero lo suficientemente roñosas y oxidadas para los que nos gusta lo incómodo.

En definitiva, Punk desquiciado y desquiciante pero amortiguado por las paredes acolchadas de una habitación de una cárcel psiquiátrica claustrofóbicamente diminuta. Como estar dentro de una pesadilla lo suficientemente “dulce” como para no querer despertar.

Sobresaliente. Le esperan muchas vueltas en mi plato. 

Mgrtn.




Liiek: “Deep Pore” (LP, Adagio830)

Y, vamos con otra banda alemana de post Punk. Lo cierto es que Alemania ocupa ya una tercera plaza bastante destacada en lo que se refiere a producción actual de grupos molones, por detrás de Australia y USA, igualando, o quizás desbancando, a UK (o, tal vez, deberíamos decir Londres) que parece que se están tomando un respiro tras más de una década vomitando grupazos.

“Deep Pore” es el segundo LP de esta banda (a la que le tenía muchas ganas), editado este mismo año, tras el 7” y el 12” que vieron la luz en 2020.

Practican un Post Punk (del rollito GO4, con algún guiño funk) de ritmos entrecortados bastante marcial, marcado por el acento alemán (aunque canten en inglés), una tensión constante y cierta querencia por una sobria línea minimalista a lo Wire. Todo ello aderezado con salpicaduras ocasionales, ligeros estallidos de color de las guitarras, que rompen la sobriedad impostada por el bajo que dirige el cotarro.

Es un poco como observar una partida de Tetris con las piezas cayendo en lugares imposibles a velocidad moderada, mientras tú no puedes hacer nada, solo mirar nervioso las formas creadas mientras en tu cabeza piensas: “joder, eso no va ahí... pero... mola”.
Una pulsión constante que te puede sacar de tus casillas si no te rindes completamente y te limitas a disfrutar.

Bastante de putísima madre, la verdad. Una auténtica delicia que te deja con el culo torcido, para escuchar a cualquier hora del día.

Sobresaliente alto. 

Mgrtn.

jueves, 6 de octubre de 2022

Críticas 263: KLS, Primer Régimen, Spread Joy

KLS: “Noisehits” (12”, El Club del Silencio, Los Manises, Realmente Bravo, Krimskramz, Bar Marfil, Plug in the Gear, Borx Records, Ojalá Esté mi Bici, Naife, Sun Post, Discos Delejos, Ramal, Cul de Sac, Distro Comu)

Lo cierto es que no conocía la existencia de esta banda de Benicarló hasta que vinieron a tocar en verano a Madrid. No pude asistir al show (de lo cual me arrepiento muchísimo), pero sí le pedí a mi amigo Julián, que no se pierde uno, que me pillase los discos.

Desde el 2014 han sacado un 10”, cuatro 7”s y un par de 12”s.
Comento aquí su penúltimo disco, del 2021, pero que sepáis que han sacado en este mismo año un nuevo 12”, esta vez un compartido con Martí Guillem.

Según parece la banda comenzó haciendo algo un poco más de género y “estándar”, pero se han ido especializando en un sonido absolutamente demencial en donde el Hard Core más desestructurado y roto (tanto que ya no se puede considerar HC) se da cita con el Noise más violento y caótico.

A base de cambios loquísimos de ritmo, paradas técnicas sorpresivas, acoples infernales, gritos de desesperación y mucho cabreo jazzístico consiguen sonar como sonaría un robot con los circuitos destrozados en pleno ataque esquizofrénico.
Y es que es muy de agradecer ese soniquete retrofuturista, a máquina rota con todas las piezas fallando a la vez, a salón de videojuegos en el que revientan todas las consolas mientras saltan chispas por todas partes.

Pero lo más sorprendente es que una banda con tanta técnica pueda llegar a sonar tan caótica. Hacen del caos un arte, sin duda.

En definitiva, seis canciones, de las cuales solo dos pasan del minuto de duración, en donde hay más chicha y más ideas que en la discografía completa de los Rolling Stones.

Sencillamente alucinante. En mi top 5 actual. 

Mgrtn.


Primer Régimen: “1983” (7”, Discos Enfermos)

Esta banda de Bogotá se estrenó en 2017 con un 7” y, al año siguiente, sacó un LP. Este mismo año volvemos a tener noticias suyas gracias a este 7” que se atreve a sacar Discos Enfermos. Y, ojo, porque el sello catalán ha aprovechado también para reeditar el primer EP.

Estos colombianos practican un HC Punk OI! bastante de libro pero muy eficaz y definitivamente ganador. Ya sabes lo que vas a encontrar: cazurrismo, malas pulgas, pesimismo, denuncia, garganta destrozada, palabros grandilocuentes... y canciones tan simples como sólidas.

Auténticas pedradas en la cabeza para corear a grito pelado pese a que las melodías no son especialmente pegadizas. Con una base rítmica bastante brillante que sabe lucirse en los interludios y mantenerse machacona para que no puedas dejar de bailar.

Hay espacio para la velocidad y los cambios de ritmo (de los fluidos y naturales, nada de sorpresas) pero, sin duda, los temas más brillantes del disco son los medios tiempos que abren ambas caras. Ambos temas, de tintes muy oscuros y querencia por el Post Punk. Muy buenos.

Se nota cierta evolución si lo comparamos con el primer 7” (que también aproveché para pillarme en el exitoso concierto que dieron hace unos meses en Madrid), en donde se muestran con muchos menos matices y en donde se limitan a hacer el bruto a piñón fijo, sin delicadezas, sin irse por las ramas.

Ambos 7”s están bastante bien y recomiendo los dos, pero si solo vas a pillar uno, pues creo que este último es bastante más rico e interesante. Aunque si te gusta el cazurrismo puro y duro por la patilla, píllate el primero sin dudarlo.

Mgrtn.



Spread Joy: “II” (LP, Feel It Records)

Tras su excelente debut el año pasado con su primer LP también para Feel It, aquí regresan estos chavales de Chicago con su segundo larga duración.

Spread Joy siguen creando estructuras Post Punk con ecos minimalistas y guitarras limpias, alternando canciones más veloces con otras más calmadas. La voz de Briana sigue repiqueteando entre lo sexy (lo que menos me gusta) y lo irritante, ofreciendo por el camino otros, muy distintos, registros.

Quizás la influencia de Wire está menos presente en este disco, pero hay canciones como Repetition o Chatter en donde vuelve a saltar al primer plano. Y puede que se empiece a entrever un rollito un poco más B52 en ocasiones (la voz incluso llega a hacer un guiño muy descarado en el último tema), o puede que ya estuviese también allí en el primer LP (me lo tengo que repasar). Lo que es indiscutible es que hay bastantes ecos de la época británica en la que Esential Logic y Gang of 4 daban rienda suelta a su creatividad.

Siguen alternando, como ya he apuntado arriba, temas más veloces y revoltosos en donde se muestran completamente infantiloides y divertidos, sobre todo cuando la voz se torna en una caricatura; con otros más “serios”. Pero en líneas generales el disco goza de una uniformidad conciliadora, pese a los innumerables saltos y los, ya comentados, múltiples registros vocales.

Un disco bastante entretenido y brillante, aunque me gustó un poco más el primero, supongo que por la novedad.

Mgrtn.

martes, 13 de septiembre de 2022

Críticas 262: Bootlicker, Cherry Cheeks, I.G.

Vamos con unos cuantos discos del año pasado que tenía traspapelados por aquí. Tres discos que no pueden ser más distintos entre sí, pero que molan bastante.




Bootlicker: S/T (LP, Static Shock)

Tras nada menos que 7 referencias (entre casetes y 7”S) desde 2017, el debut en vinilo de larga duración de esta banda de Canadá está resultando ser un éxito en ventas. Tanto es así que los dos sellos responsables del lanzamiento (Neon Taste y Static Shock) han tenido que sacar sendas nuevas ediciones.

Y lo cierto es que aunque hay mil grupos en este mismo rollo o similares (D-Beat/HC/UK82), Bootlicker ofrecen un producto de calidad que destaca y que es apto tanto para los oídos acostumbrados al ruido dañino de los subgéneros más extremos del Punk como para aquellos que generalmente no consumen este tipo de productos por considerarlos una puta bola de ruido.

Y es que la producción es brutal, con un sonido ganador que separa los sonidos de los instrumentos sin dejar de ser compacto.
Con una guitarra sin distorsión que suena a un puto muelle de acero oxidado dando por culo todo el rato que es una maravilla.
Si le sumas a eso unas líneas vocales que consiguen ser pegadizas sin tener que recurrir a la “melodía” o renunciar a la voz de perro cabreado, tienes un disco como este que le gusta a los fans de los sonidos más extremos del HC, a los fans del Oi! y a los fans del Punk en general.

Una puta pedrada en la cabeza tras otra que te obliga a bailar pogo con el puño en alto. Deseando verles en directo.

Discazo!!! 

Mgrtn.




Cherry Cheeks: S/T (LP, Total Punk)

Anunciado a bombo y platillo en su momento por Total Punk y, tras un par de casetes en 2020, este es el debut en vinilo del proyecto en solitario de Kyle Harms, que ya va por la segunda edición.

Un proyecto que nació, como tantos otros, durante la cuarentena y que viene a sumarse a la ya larga lista de LPs de bandas de una sola persona que sale al mercado en estos últimos tiempos.
Debo confesar que este tipo de “experimentos” me dan un poco de rabia y los miro con bastante recelo. Y más desde que vengo observando que la inmensa mayoría de ellos ofrecen un abanico de canciones muy dispares que abarcan multitud de registros y estilos musicales (al final me gustan tres temas y el resto me parecen una mierda). Y eso que, a priori, parece que al tratarse de la obra de una sola persona debería ser toda del mismo rollo y que lo de ofrecer canciones muy distintas es más propio del trabajo de distintos individuos con distintos gustos.

No obstante, pese a mis miedos iniciales, debo decir que el disco de Cherry Cheeks es bastante homogéneo y no se sale del estilo que podríamos encuadrar perfectamente en los estándares del longevo (y parece que inagotable, aunque muestre ya síntomas de cansancio y repetición) Egg Punk.

En este sentido, podemos decir que hay bastantes paralelismos entre este disco y Poweplant. Ambos son proyectos en solitario de Punk con sintetizadores, de sonido 80’s y con querencias por las melodías pop, pero con los dejes y maneras del moderno Weird Punk.
No obstante, el LP de CC no es tan profundo ni tiene los toques melancólicos u oscuros de Powerplant. Digamos que es más básico y alegre.
Y es que, se respira un optimismo y una vitalidad powerpopera durante todos sus cortes, resultando un proyecto amable y simpático que funciona para despertase por la mañana de buen rollo y también para pincharlo antes de salir de juerga.

De hecho quizás sea demasiado amable. Tanto es así que muchas veces olvidas lo que tiene el disco de raruno y de disruptivo, que no es poco; pero que pasa desapercibido en ocasiones.
Por decirlo de otra manera, podríamos hablar de unos Knowso despojados de su actitud sonora molesta y cruda. O del hermano pequeño de unos Isotope Soap con un sonido más de ahora y más dulcificado.

En resumen, me ha gustado y creo que es un disco muy disfrutable y recomendable. Que no todo van a ser sonidos extremos e irritantes.

Mgrtn.




I.G.: “isolations gemeinschaft”(LP, Phantom Records)

LP que recupera la casete de 2020 del mismo título de este dúo berlinés de Synth ColdWave.
Atentos, porque este mismo año ha salido otro 12”.

El sonido de I.G. es netamente ochentero y no hacen concesión alguna a elementos que hayan podido surgir en las tres décadas posteriores.
Sintetizadores empalagosos hasta la médula crean temas completamente asépticos en donde el minimalismo y el gélido invierno se dan cita baja la batuta de marcialidad que impone el riguroso acento germánico de los textos.

Se mueven en el amplio abanico que va desde la comercialidad fría de unos OMD poco comerciales hasta la monótona desidia de unos Grauzone desmotivados, pasando por el Post Punk más autista, la Cold Wave más cold o el Pop industrial más desnudo.

Imagina una máquina de Tetris en el Polo Norte, en donde solo hay fichas grises y del mismo tamaño. Una máquina tan congelada que las piezas caen más lentas de lo normal. Pues la banda sonora bien podría ser este LP.
Pero tampoco te creas que es un disco tedioso o monótono, según vas pasando de pantalla en ese Tetris, cada canción te ofrece ideas muy distintas para morir en la nieve.

Y, sí, también tiene arranques más marchosos que enriquecen el disco y refrescan tu cerebro para evitar que se te congele por completo.

Genial.
Un disco que puede estar sonando en tu casa vuelta y vuelta durante muchas horas. Ideal para no pensar en nada y dejarte llevar.

Mgrtn.