miércoles, 12 de junio de 2019

Críticas 211: Institute, Khiis, Faux Départ









Faux Départ: "Au pied du mur" (LP, Super Cocktail, Tossin Records, Lose and the Caves, Doomtown Records, Mutant, Roll Hops)


Faux Depart son un trío francés que nos visitaron hace un par de meses ofreciéndonos un gran concierto que me obligó, por supuesto, a pillarme el LP. Y más a 8 euros. Esos son precios, sí señor. Que últimamente de 15 no baja un puto LP y 20 es ya un precio normal...

Estos gabachos practican un Punk energético cantando en francés; un idioma muy musical y que suele casar a la perfección con el Punk cuando lleva un pelín de melodía y una buena dosis de griterío, como es el caso.
Recurren a tanto a melodías tristonas a lo Wipers como a temas más alegres y estándar y, a veces, se tornan más rarunos, con pasajes menos clásicos y más personales (mis favoritas). 
Su sonido,bastante crudo pero logrado consigue homogeneizarlo todo y nos ofrece un disco brillante, compacto y que pasa en un suspiro. Además es delo que crean adicción con la primera escucha y necesitas oírlo más veces.

En directo la guitarra sonó más agresiva, pero original de cruda que en el disco, donde se muestra más limpia. Por lo demás todo está en su sitio y correcto.

Muy recomendable.

Mgrtn.





Institute: "Re Adjusting the locks" (LP, Sacred Bones)



Institute también nos visitaron recientemente. Fue hace apenas dos semanas en un conciertazo que nos dejó a todos con el culo torcido. Al parecer se corrió la voz de que el anterior concierto fue muy bueno o (me inclino más por esto último) algún medio para modernos les hizo publicidad de algún modo porque la sala estaba petada. Lo cual es positivo, pero uno se pregunta dónde está luego toda esa gente cuando vienen a tocar otros grupos del palo... En fin, mi crítica completa del show la sacaré en unas semanas para 1 Minuto de Gloria.

Fieles a Sacred Bones, los de Austin nos ofrecen su tercer LP o su quinto 12", según lo quieras mirar. Y, pese a que siguen en excelente forma y el disco es muy bueno como los anteriores, hay unos cuantos cambios reseñables. Podemos hablar de un "reajuste" como reza el título.

Para empezar es un disco un poco menos raro/oscuro. A ver, no borran de un plumazo toda su oscuridad ni su mala leche contenida y esa forma de arrastrarse que siempre han tenido, eso sigue estando ahí, pero es verdad que en este LP les han salido temas más "normales". Aunque el disco en general sigue siendo bastante opaco comparado con la media.


Las melodías (las de la guitarra, la voz sigue sin meter "melodías", je) se tornan también más previsibles. Por momentos incluso demasiado clásicas. Observo aquí más punteos de guitarra que pueden recordarnos a bandas como Crisis, incluso algunos pasajes enteros.

Por otro lado, también se vuelven algo más "cañeros" en determinados temas. Puede que tenga que ver con el cambio de batería. Hay canciones que tocan más rápido de lo que nos tenían acostumbrados. Antes tocaban a velocidades que solían contener adrede, pisando el acelerador pero con el freno de mano puesto. Pues bien, ahora, a veces sueltan el freno de mano un poco más, lo que hace que los temas entren mejor de primeras y sean más cañeros y también más "positivos" y "sanos". Pero se pierde ese regusto insano que nos da la incomodidad de saber que los hijos de puta están tocando HC pero conteniendo la velocidad para que las ruedas del camión nos pasen de una forma más lenta y traumática por encima de las cabezas. 

No obstante hay todavía bastante de su estilo inicial, no todos los temas son más rápidos y previsibles. Y es, sin duda, la voz, la que definitivamente salva al disco de sacar un 6 raspado. Esa voz que sigue estando a "medio cocer" (un poco rollo Le Shok pero más atonal y pasota) que resulta lo suficientemente incómoda y raruna para seguir causando esa deliciosa molestia en nuestros oídos. Aunque puede que en la mezcla se haya quedado un poco baja (al menos en vinilo) para mi gusto.Un poco menos de guitarrita y más voz no le vendría mal. 

Vamos que siguen sonando a unos Rudimentary Peni u otros grupos similares de los 80, actualizados y personalizados en su justa medida, mientras mantienen esa voz fea, seña de identidad indiscutible. Pero que el disco pierde un poco en los apartados de disonancias y rabia contenida.

Mgrtn. 





Khiis: "Bezoar" (LP, La Vida Es Un Mus)

Estos también pasaron por Madrid, concretamente hace una semana. 
El disco me lo pillé en Berlín hace un mes y tenía bastantes ganas de verles, por desgracia el concierto coincidía con el de Cocaine Piss y claro, por mucho que me gusten estos jóvenes, los belgas mandan. Una putada, la verdad. Hay meses que no hay un puto concierto de interés y de repente te juntan el mismo día dos o tres...

La primera vez que pinché el disco, en los primeros segundos, pensé "me gusta la voz de este tío, así un poco más aguda de lo habitual en este rollo", para inmediatamente sacar el insert y ver la foto de la cantante agarrando el micro, jajaja. Tengo ese problema con algunas voces que me cuesta saber si es un tío o una tía. Aunque creo que me hubiese dado cuenta según avanzaba el disco sin necesidad de foto. O no, mierda me sigue sonando a un tío ahora si no veo la foto a la vez... En cualquier caso, ¿qué más da? Mola mazo y punto.

Tras dos cassettes (2017 y 2018), la última convertida en 7" también, estos chicos de Oakland se lanzan a por el LP con nada menos que con LVEUM. Un disco repleto de HC de calidad que pasa en un santiamén. 9 canciones que arrasan todo a su paso cual jabalí furiosa herida defendiendo, además, a sus cachorros. En directo debieron ser arrolladores.


No aportan realmente nada nuevo, ya que suenan muy clásicos, también con sus cambios de ritmo discretos sin sorpresas, pero son de los que dan en la puta diana. Quizás eche en falta algo de personalidad pero su estilo impecable e implacable cubre con creces la papeleta.

A destacar su sonido bastante "limpio" para lo que suelen ser los discos de este rollo plagados de distorsiones monstruosas y bolas de ruido. Con una simple distorsión estándar consiguen sonar nítidos y a la vez muy potentes y furiosos. De hecho me quedo con las ganas de saber cómo sonarían con la guitarra limpia, seguro que molaría mucho.

Disco sin fisuras, que entra muy bien a la primera y lo suficientemente hijoputesco para joder a tus vecinos de buena mañana. Jodeos.

Gran trabajo.



Mgrtn.







miércoles, 22 de mayo de 2019

Críticas 210: Total Punk, Brutal Birthday, Beta Boys, Heavy Metal, Black Panties, Counter Intuits,

Bueno, pues vamos hoy con un puñadito de 7"s de Total Punk, sello que teníamos un poco abandonado debido a que ninguna tienda de Madrid, ni ninguna distri, trae este material. Y lo de los gastos de envío, ya sabéis...
Así que aproveché mi viaje a Berlín para hacerme con unos cuantos 7"s y LPs (que ya iré comentando por aquí). 

Por cierto, si tenéis pensado viajar a Berlín os dejo aquí un enlace con las mejores tiendas de discos de Punk de la ciudad, artículo que escribí para 1 Minuto de Gloria
https://1minutodegloriazine.com/2019/05/20/berlin-punk-tiendas-de-discos/






Beta Boys: "Brick Walls" (7", Total Punk)

Hace poco comenté en el blog el LP que sacaron estos chavales de Kansas residentes en Olympia y me gustó bastante, pese a ser excesivamente "de género". Así que cuando vi que Total Punk también les había sacado un 7", no lo dudé, puse el disco en mi WishList. 
Tienen también tres 7"s anteriores, todos del 2016.

Aquí meten dos canciones bastante diferentes entre sí y que, si bien no rompen con el LP (creo que unos meses posterior), sí son un poco atípicas para lo que nos encontramos en el disco largo.

Su estilo predominante en el LP, el HC Punk ochentero veloz, está representado aquí en la cara B con un tema muy corto y muy rápido, aunque se me antoja bastante más sinvergüenza y hasta cómico, pese a sonar muy crudo y sucio. Quizás mucho más Punk que HC. Me ha recordado a los temas más veloces de Authorities o a bandas de los 90 como Nobodys o Joey Tampon.

El rollito más arrastrado a lo Germs, que también abunda en su LP, aquí se puede apreciar ya un poco (solo un poco) en la cara A, pero esta vez en un tema más calmado y pesado. Un tema denso que también nos trae ecos de los temas más Post Punk de su 12", pero sin ser abiertamente Post Punk. Este tema me gusta menos aunque tiene un aire a Bobby Sox que mola.

Vamos que si te va más el rollo Germs y/o el HC Punk te recomiendo mejor el LP que suena mucho más a eso, con algún que otro tema de Post Punk suelto por ahí. 
Este single pese a tener solo dos temas es bastante más heterogéneo. Aunque no dejan de ser dos buenos temas.

Mgrtn.






Black Panties: "Dirt from the mop" (7", Total Punk)

"Viejos" conocidos ya estos chavales de St. Louis que llevan dando guerra desde el 2012 con la friolera de 5 singles en Lumpy Records, uno en Windian, otro en Goodbye Boozy y dos ya (contando este) en Total Punk. 
Carreron. Elite del Punk actual. La flor y nata del ruido...

¿Para cuándo un LP?

Aquí se marcan dos temas de Punk arrastrado, comiendo polvo de debajo de la alfombra, sucio, macarrónico y con estilo. Vamos que siguen en forma. 
Resulta inevitable pensar en Henry Fiat's Open Sore, de primeras por las máscaras y de segundas por el sonido hiper veloz y muy ruidoso. Eso sí actualizan el LO Fi de los 90 con su estilo más Lumpy, más St. Louis, con ese toque incomodo sello de la casa.

El primer tema es más rápido y pasa en un suspiro. El segundo es más medio tiempo pero mantiene la tensión perfectamente y de hecho remueve mucho más la mugre de debajo de la alfombra. Es como si la aguja arrancase pelusas gigantes del surco del vinilo a cada vuelta.

Siguen siendo fascinantes.

Mgrtn.







Brutal Birthday: "Commotion" (7", Total Punk)

Tras un slipt en 7" compartido con Tropical Trash, en 2018 Total Punk saca el segundo artefacto de esta banda con gente de Londres y Verona en sus filas.

Ellos se definen como "Obsessive atonal noise punk" y el sello lo hace como "Shitadelic noise punk", grandes pajas mentales ambas que pueden encajar perfectamente con el sonido del disco. Pero como me gusta tener la última palabra voy a hacerme otra paja de esas yo: Practican un Punk denso que casi se puede masticar con aires de Post HC y muchas ganas de incomodar. Mete a Black Flag y a Fugazi en una trituradora de carne atascada con lodo y miel negra y dale al botón, jeje. Qué a gusto se queda uno después de estas cosas.

Tres temas de HC sucio y reptante en los que cualquier intento de melodía o armonía se hunde en arenas movedizas. Los dos últimos bastante cortos y el último de ellos mucho más veloz que los anteriores, que se mantienen en un medio tiempo incómodo y desasosegante.

Muy interesante. Me flipa.

Mgrtn.







Counter Intuits: "Vietnamese Lighter" (7", Total Punk)

C.I. son un dúo de Ohio formado por un tío del también dúo Times New Viking y otro que toca en mil bandas como Thomas Jefferson Slave Apartments, Psandwich... Al parecer deben ser famosos allí o algo de eso, jeje.

La banda lleva en activo desde el 2013 y han sacado dos LPs, una cassette y este 7". Escuché algún tema previo suelto de ellos y me moló bastante, en un rollito así Art Punk a lo Electric Eels y apunté el 7" de Total Punk en mi lista. 
Quizás debería haber escuchado directamente el single o más temas de la banda, porque la verdad es que me ha resultado algo decepcionante. Pero ya sabéis que no me gusta nada oír discos en bandcamp o similares... Escucho medio tema (a veces ni eso) y luego, si me convence, prefiero dedicarle el tiempo necesario ya al vinilo.

Aquí tenemos dos temas de Pop raruno con voces molonas, de rollo nasal mongoloide y una instrumentación naif que se me antoja oriental y, por tanto, algo jipiosa. 
A ver, no están mal del todo porque parece una tomadura de pelo gansa de esas que llevan acabo algunos estudiantes de arte o "intelectuales" con aires de grandeza, pero para mí gusto le falta una nota más agresiva, algo un poco más Punk y/o irritante.

Mgrtn.







Heavy Metal: "Too OZ 4 I.T." (7", Total Punk)

Single anómalo dentro de la etiqueta el de estos alemanes, ya que en vez de las tradicionales 2 canciones tiene 4 temas.

Heavy Metal, que no te engañe el nombre, son un dúo de Berlín que llevan dando guerra desde el 2016, momento en el que sacaron su primer LP. Han sacado dos más, ambos en el 2017 y el año pasado, el sello americano se fijó en ellos para este 7". 
Ella forma parte también de Diät (casi nada) y él ha tocado en mil bandas (Not Amused, The About:Blanks, Chinese Lungs, Black Jaspers...).

Como en sus trabajos anteriores combinan canciones de Punk ratonero y gamberro, muy del rollo de sus compatriotas noventeros The Vageenas con otros temas de corte más disperso y a veces inclasificables.
Generalmente las que canta ella son las más punkies. Temas como pedradas en la cabeza, tocados rápido y cantados a gritos. En este 7", en la cara A, puedes encontrar dos canciones de ese estilo bastante chulas y acertadas. 
Mientras, en la cara B, empezamos con un tema de los que canta él, algo más raro y calmado con cierto aire retrofuturista y Post Punk. Un tema muy escuchable, no te preocupes. No es como algunos de los que meten en los LPs que son un poco truño. 
Y, para cerrar el disco, concluyen con otro tema que es un poco mezcla de ambos estilos, es rápido y canta ella pero también tiene un toque un poco futurista, quizás Synth Punk, con algo de melodía. Lo cierto es que está de puta madre este último también.

Gran 7". Yo, si fuese tú, me lo pillaría si te gusta el gamberrismo Punk. 

A destacar el grafismo de todas sus portadas con estos logos maravillosos en la parte superior izquierda dejando limpias las 3/4 partes del lienzo. Y, sin duda, esta portada de la serpiente es una de las mejores. Preciosa. Además queda de puta madre con la seña de identidad del sello en tampón rojo.

Mgrtn.




lunes, 13 de mayo de 2019

Críticas 209: Aquarium, BB Eye, Skull Cult

Vamos hoy con tres discos del 2017 que se me pasaron en su momento pero creo que siguen siendo suficientemente actuales como para comentar aquí y además merecen mucho la pena.

Y es que he vuelto de un viajecito a Berlín cargado de discos (no os digo cuanto me he gastado porque me da vergüenza). La verdad es que da gusto ir a una ciudad en donde hay más de una tienda especializada en Punk y en donde traen novedades, porque en Madrid solo tenemos una (La Negra) y dada su capacidad es imposible que absorba toda la oferta mundial que existe en la materia. Aunque menos mal que la tenemos, porque en otros sitios no tienen nada...





Aquarium: S/T (LP, Lumpy Records)

Puta maravilla de disco. Única referencia de la banda, por desgracia. A ver si se graban algo más en el futuro.

Con miembros de Uranium Club (casi nada), White Slave, Xerox y un buen puñado de grupos más, Aquarium consiguen sonar muy a bandas Riot Grrrls de los 90 como Tourettes o de ahora como Girlsperm. En parte por la voz de niña enfadada con un ligero toque de afonía de Sarah Sequoia y en parte por ese sonido destartalado y naif de los instrumentos, con la guitarra punzante como protagonista. Aunque es verdad que luego son bastante compactos pese a el efecto destartalado.

Tienen, por supuesto, como corresponde al estilo, ese toque un pelín rarito, que en otros casos se atribuye a "no saber tocar", pero que aquí es claramente premeditado. Y, claro, sabiendo que uno de los Uranium Club está en el ajo se hacen inevitables las comparaciones. Aunque definitivamente Aquarium no lleva ese toque tan sesudo y tocón y se centran más en hacer pupa al oído a base de agudos. Vamos que no son tan técnicos como UC pero lo son más que la mayoría de grupos de Riot Grrrls con sonido parecido.

En definitiva: 7 temas cortos, brillantes y alborotados que se comen el vinilo muy rápido, con la excepción del último que es el más largo y tiene algún pasaje más lento, además de acabar en una especie de matadero con las vacas mugiendo en plan Meat is Murder y que se empalma con un remix distorsionado de samplers de la Abeja Maya, Pipi Calzaslargas y otras movidas televisivas que hacían las delicias de los niños ya en el siglo pasado.

Sobresaliente. Discazo.
Mgrtn.




BB Eye: "Headcheese Hearttrhob" (LP, Fish Records)

Llevaba tiempo queriendo echar el guante a este LP, pero los gastos de envío y esas cosas de la vida me lo ponían muy difícil. Ahora, por fin, lo tengo en mi poder gracias al indigente número de discos de máximo interés que tiene Static Shock en su almacén. 
Y es que desde que descubrí al grupo con su 7" (2017) de presentación (también para Fish) quedé totalmente cautivado.  Este disco es del 2017 también y se reeditó en el 2018 otra vez. Y Fish es un subsello de Lumpy Records, por si no te habías dado cuenta. 

BB Eye son nada menos que Martin Meyer (Lumpy and the Dumpers, Cal and the Calories, Rat Herat, Wompers...) y Olivia Gibb (Warm Bodies, Natural Man and Miss Lady), sin duda la parejita más creativa y metida en más movidas molonas de la actualidad. Hablamos pues de la escena de St. Lois, claro; quizás la más brillante de estos últimos años en cuanto a Punk se refiere. Ya sabes, Punk actual, con mucha herencia del siglo pasado, pero intentando no ser un puto ejercicio de revival que ya huele mucho, poniendo siempre algo personal.

BB Eye juegan con el Synth Punk más naif e infantiloide. Siempre se me viene a la cabeza Bob, de hecho el tema que abre el disco es 100% Bob. Pero vamos, no se quedan en la copia, BB Eye van más allá. Ruiditos de juguetes rotos bailando caótica pero ordenadamente mientras la voz de repipi sabionda de Olivia se debate entre lo dulce y lo irritante (ganando esto último, claro).

En este 12" de 8 canciones van un poco más allá que en su 7" (de tres temas) y aparte de seguir practicando ese estilo del que he hablando más arriba meten temas algo diferentes, que van desde experimentaciones más oscurantistas hasta medios tiempos algo más poperos, pero siempre con esa cadencia vacilona y desafiante. 

Me gusta más la cara en la que se centran en la danza frenética de juguetes rotos que la otra más oscura porque entra mejor, a la primera, pero hay que reconocer que en la otra cara arriesgan más, tienen un sello algo más original y contribuye a que el disco no suene siempre igual, estancándose en un estilo, no nos engañemos, muy divertido pero que no da mucho más de sí.

Gran disco.

Mgrtn.






Skull Cult: S/T (12", Erste Theke Tonträger)

La verdad es que el sello alemán lleva ya un tiempo marcando la diferencia y se puede decir que está entre los grandes del Punk actual. En esta ocasión (en el 2017) sacó a esta banda de descerebrados de Indiana que firmaron un disco impecable.

A pesar de tener 16 temas y estar en 12" no lo consideran LP, pero bueno, eso ya es cosa de cada uno. El grupo tienen también una cassette del mismo año, un 7" del 2018 y de momento nada más. 

El disco suena mucho a la escena actual de Indiana (Coneheads, Liquids, CCTV) y ellos mismos se proclaman inventores del "Devo Core". Lo cierto es que es una buena definición de su estilo. Punk con teclados muy acelerado, con aire mongoloide que no se puede aguantar y con voz perruna/pato Donald. Lo cierto es que es un disco que muchos podrían tildar de subnormalidad máxima o de broma pesada y no les faltaría razón, pero realmente hay mucho más aquí dentro. Mucha cara dura, sí, pero mucha experimentación y mucho trabajo.

Aunque el estilo del disco sea bastante uniforme hay canciones que rompen también con la línea marcada y sorprenden metiéndose y saliéndose de otros estilos. Vamos que es una movida muy loca y en ocasiones te da la sensación de estar en un disco hecho de samplers (algún sampler hay) de otros grupos como hacen sus compañeros de sello ISS. Y es que realmente suenan mucho a ISS en ocasiones, a pesar de que aquellos no tengan tampoco un estilo concreto definido, pero sí unas pautas generales en donde predomina el Punk veloz y/o el HC mezclado con cosas muy marcianas.

Me parece una puta pasada de disco. Sobresaliente muy muy alto. Loco loco.
Mgrtn.




domingo, 28 de abril de 2019

Críticas 208: Cocaine Piss, Johnny Notebook, Surfbort, Dwarves


Cocaine Piss: "Pasionate and tragic" (LP, Hypertension Records)

Bueno, pues ya está en mis manos el esperadísimo nuevo disco de estos belgas. Esperadísimo al menos por mí, que además salió a la venta el día de mi cumpleaños, je. 
Si eres seguidor de mi blog sabrás que actualmente Cocaine Piss son uno de mis grupos favoritos, ya no solo porque tienen el mejor directo que he presenciado en muchos años, gracias a la mejor frontwoman del mundo (loca de atar), si no porque sus discos son la polla en vinagre. Por cierto el próximo 6 de junio les tenemos en Madrid en el Wurli, no os lo perdáis por nada del mundo. 

La propuesta de la banda parte de los 90 y consiguen un producto bastante personal, pese a todas las influencias que puedan tener: un punk ruidoso, puntiagudo y malintencionadamente epatante. Uno de los pocos grupos que a día de hoy tiene algo nuevo que decir y que aportar en esto del Punk. Uno de los pocos grupos que demuestra que se puede seguir haciendo Punk dándole una vuelta de tuerca al asunto sin necesidad de ser un puto grupo de revival 77 y copiar hasta la última coma, como hacen tantas bandas que huelen ya más que una rata muerta.

Sin lugar a dudas, es la voz desquiciada de la cantante, Aurélie Poppins, la punta de lanza, afilada y muy aguda, de su propuesta musical. Mientras, los instrumentos hacen una relectura inteligente y actualizada de las vanguardias Punk de los 90. Pequeños terremotos controlados que pasan del vértigo a la pesadilla en cuestión de segundos.No esperes estribillos pegadizos ni que se te vaya a quedar una canción en la cabeza así de primeras, porque melodías no hay, pero al acabar el disco lo tienes que poner otra vez.

En esta nueva entrega que, por supuesto, encargué sin ni siquiera darle una escucha, no hay sorpresas y la banda sigue sonando a lo mismo. Al ser bastante similar a los anteriores, lo malo es que ya no sorprenden tanto como al principio. Lo bueno es que siguen molando mucho porque su fórmula es la polla. 
Pero uno se pregunta cuánto más podrán estirar la fórmula sin caer en la repetición. Aunque es verdad que aún no ha llegado el momento y usan unos cuantos recursos para añadir pequeños matices que muestran cierta evolución en algunas cosas y una pequeña involución en otras.

Así pues, en este, su tercer LP, siguen sonando  a las bandas de Riot Grrrls más innovadoras de los 90 (a Raooul sobre todo). Siempre las menciono a ellas pero es que para mí son una referencia imprescindible, aún incluso cuando las bandas que me recuerdan a ellas ni siquiera conocen la existencia del grupo. Eran las putas jefas sin saber bien que lo eran ni lo que hacían. Ya sabes: gritos histéricos y cierto caos instrumental en pequeñas píldoras de un minuto. Aunque es cierto que Coicane Piss se quedan con lo de los gritos histéricos y llevan un mayor control del caos, milimétrico incluso, aparte de tener un sonido más denso. 
En este sentido el disco recuerda al que han sacado el año pasado GirlSperm y que comenté hace poco. Quizás este no sea tan llamativo como aquel LP porque es más homogéneo, pero le anda cerca.

Vamos con las diferencias. 
Puede que la más notable sean los textos. Las letras, aunque siguen sonando muy parecidas y cantadas de la misma forma, sin melodía ninguna y con la voz de una "loca del coño", son más largas. En lugar de tres o cuatro frases repetidas sin parar (cuando no era una sola frase) ahora hay mucho más texto, como ya se iba apuntando en el anterior LP (The Dancer, 2016). 
Así pues hay mayor riqueza sonora (aunque siguen usando la aliteración como principal recurso muy a menudo) y, además, los textos adquieren mayor profundidad y madurez. Vamos que ya no construyen una canción a partir de "My Pupu is too shinny, my pupu is too bright" como hacían en el primer disco (The Pool, 2015)
Eso sí, esto quiere decir que las canciones se te quedan todavía menos. Sin melodía, con esa voz difícil e incómoda y con más frases, ya te puedes imaginar...
Como novedad, también hay un tema en francés.

Otro diferencia, aunque más sutil, es que se muestran un poco menos pesados y no tan grunges como en su anterior LP. Tampoco es que estuviesen supermetidos en el grunge (que no son Nu Sensae) pero las guitarras y sobre todo las distorsiones sí que toman como referencia la que fue la última revolución en el mundo de la música con guitarras. 
Ahora, aunque también hay momentos de densidad (cuando se ralentizan un poco), esos sonidos algo más pesados del segundo LP se reducen un poco y la banda vuelve a recuperar un poco el espíritu de su primer LP en donde se mostraban algo más ligeros  Puede que esta "regresión" tenga que ver con que vuelva a la formación la bajista de aquel disco. 

Por último, las guitarras ocasionalmente se tornan un poco más exóticas, con aires un poco de "terror" a lo East Bay Ray y la batería no abusa de redobles apisonadores como en el disco anterior, lo que hace que se vuelva a ganar en ligereza, pero es cierto que el disco acaba sonando un poco menos agresivo. Aún así, hay agresividad para dar y tomar. De hecho cuando se ponen pasivo-agresivos, en los momentos más calmos, es cuando más miedo dan.

La portada no me gustaba demasiado y no les pega, pero al verlo en casa y comprobar que el "roto" es un roto de verdad en la carpeta y que dentro puedes deslizar un insert con la foto de las medias de rejilla ya me gusta mucho más.

Además de la edición normal hay una edición limitada a solo 100 copias con el vinilo morado y otra de 200 copias con el vinilo mitad blanco y mitad negro. Esta última es la mía porque todo lo morado me parece muy jipi, jeje. 

Sobresaliente alto.
Mgrtn.





Johnny Notebook and the DC10S: "S/T" (7", Cuerdas Fuera)

Johnny Notebook no es otro que Daniel, guitarrista de Dean Dirg, Toyotas, Mano de Mono... que ya en el 2011 abandona en este proyecto el Punk convencional "de guitarras" para lanzarse de cabeza a hacer Synth Punk. En ese mismo año sacó un 10" bajo el título de Johnny Notebook and the Gigabytes. En el 2014 repitió jugada y formato con JN and the Dark Ages y en el 2016 se pasó al 12" (por una cara, eso sí) y publicó vinilo como JN and the Blue Screens. Es de suponer que cada cambio de nombre se refiere a la persona que le acompaña en cada disco. Y, como ya tocaba nueva referencia, ahora Cuerdas Fuera se encarga de sacar este 7" con the DC10S, que no es otra que Kika (Teclista de Von Grapa y Tetallica, casi nada).

El disco contiene cuatro canciones de purito Synth Punk ochentero que recuerdan inevitablemente a Devo o a unos Units más cachondos y coloridos, pero sin ser para nada una copia. En algunos ritmos frenéticos de las cajas de ritmo recuerdan también a Sigue Sigue Sputnik, pero sin toda la colección abusiva y disruptiva de samplers que metían aquellos. Digamos que su estilo es más lineal y previsible que el de SSS, lo que es fácil de comprobar ya que antes de que termine cada tema ya te sabes la canción. En ese sentido también la forma de cantar puede darse un aire a los Spits, pero no así los sintes y ruiditos, que aquí llevan un papel protagonista y un poco más complejo que el simple hilo básico que metían los americanos al principio de su carrera.

Lógicamente el sonido Synth emparenta este proyecto a bandas actuales como Coneheads, Ausmuteants o Digital Leather, pero es meramente una cuestión de sonido ya que el estilo es, como ya he dicho, más ochentero clásico y poco dado a las sorpresas o la experimentación. Y, definitivamente, no tiene nada que ver con la seriedad de Digital Leather. Como pudimos comprobar en directo el otro día, en donde tuvieron que hacer muchos bises porque el público no se cansaba, Johnny Notebook and the DC10S son tan divertidos o más que los Coneheads, pero pisan firme un suelo perfectamente cementado.

Cuatro temas que pasan en un suspiro y que te dejan con muchas ganas de más. Una inyección de energía y buen rollo tanto para levantarte por la mañana y afrontar el día con un sonrisa como para ponértelo por la noche antes de salir a quemar la ciudad. Nada nuevo bajo el sol pero está hecho con ganas y con mucha, muchísima puntería y eso se nota. Aciertan de pleno en la diana.

Discazo.
Mgrtn.






Dwarves / Surfbort (7", Riot Style, Greedy)

Me pillé este 7" en el concierto de Surfbort (aquí puedes leer mi crítica) que estaba a 10 eurazos. Dos putas canciones,10 euros. Aunque si tenemos en cuenta el mamoneo que hay con los 7"s de Dwarves que, según salen al mercado, ya hay algunos buitres hijos de la grandísima puta que los ponen a 30 o 40 euros en discogs, a lo mejor hasta estaba barato. Con estas mierdas uno llega a pensar si este tipo de ediciones no son más que una forma de hacer negocio, de sacarle un 1000% de beneficios a un producto que últimamente vale solo lo que el plástico y el cartón valga ya que la calidad de las canciones de los Dwarves han bajado tanto que podemos hablar casi, casi, de mierda pura. En cualquier caso al final me lo regalaron los Surfbort, que resultaron ser más majos que las pesetas (qué expresión más antigua, ¿no?). Pero vamos que me parece un robo.

Los Dwarves, como ya habréis ido leyendo los fieles a este blog, de ser uno de mis grupos favoritos en los 90, han pasado, tras sus múltiples reencarnaciones y resurrecciones, a convertirse en una parodia mala de sí mismos, que solo sacan discos por aquello de sacarse unas perrillas y no trabajar de verdad, je. 
El tema que meten aquí no lo desmiente. Además, es uno de sus temas más heavies, con esa vena rocosa tan manida y absurda que usan a veces. Si al menos fuese uno de sus temas melódicos igual se podría salvar, que de vez en cuando les sale alguno bueno, pero no es el caso.
El tema lo canta, a medias con Blag Dahlia, Stacey Dee (Bad Cop/Bad Cop, Knives and Gasoline...), el último fichaje de los Dwarves. Lo cierto es que se come con patatas la interpretación de él, pero no deja de ser una de esas voces de roquera malota haciendo como que canta bien (oh yeah) tan trillada y tan repugnante. 
Pero bueno, en ese estilo hay que reconocer que la chica se defiende, aunque con limitaciones. Puede que a los más rocones les mole.
Y supongo que la voz femenina era la excusa para compartir split con Surfbort. Ya sabes "voz de chica", esa género en sí mismo...

Fetus, el tema de Surbort, dedicado a Donald Trump, también tiene voz femenina, claro, pero mil veces mejor, con más estilo, con más gracia. Una prueba de que se puede sonar "desagradable" de otra manera, sin tener que irte al "oh yeah" roqueril. 
Es un tema de los veloces, por suerte (los más calmados de Surfbort me gustan menos), aunque igual no llega a los niveles de excelencia de sus primeros trabajos, pero sí le meten mucha caña. Hay que tener en cuenta que la banda es prácticamente otra ya con tanto cambio de formación.
Como digo la canción es de las rapiditas, aunque hay varios cambios de ritmo y hasta algunas paradas. Todas las partes de la canción son Punk, o casi HC, clásico, pero la forma de conectar los trozos, que parecen canciones distintas, resulta cortante y curiosa. Vamos que cuando te has metido en la estrofa veloz y fluida te saltan con un estribillo inesperado que te obliga reorganizar el oído. Me gusta bastante. 

Tú veras si te merece la pena desembolsar la pasta por un solo tema bueno. Si te sirve de ayuda el vinilo es rosa y en la contraportada sale la pierna peluda de Dani Miller (la cantante) aplastando el plátano. 
Mgrtn.




  








viernes, 19 de abril de 2019

Críticas 207: Chinas Comidas, Crucifix, JFA

CONCIERTOS

Antes de que se me olvide, aquí podéis ver mis críticas de conciertos en Madrid estos últimos meses para 1 Minuto de Gloria:

Coathangers, Uranium Club, Airbag y Fangs of Fur
https://1minutodegloriazine.com/2019/02/07/se-lo-que-hicisteis-en-el-ultimo-concierto-nov-18-ene-19/

Surfbort, Queers, Earth Crust Displacement, Svart Ut., Paddy SteerDowntown BoysTipex y Triple Ente:
https://1minutodegloriazine.com/2019/04/11/se-lo-que-hicisteis-en-el-ultimo-concierto-feb-mar-19/


DISCOS





Chinas Comidas: "Studio Recordings 77-81" (LP, Take the City Records, Snap!! Records)

Chinas Comidas son uno de esos grupos malditos que ahora se llaman "de culto". Algo así como los Screamers o los Catholic Discipline pero de Seattle. Ese tipo de grupos que te encuentras en libros como Tenemos La Bomba de Neutrones que estaban destinados a ser los líderes de su generación pero que al final no grabaron ni un puto disco y se quedaron solo en "grupo de culto". De esos grupos que tuvieron la mala suerte (o la suerte) de no tener a un Darby Crash que se suicidase para alzarles a lo más alto. 

Estos sí grabaron un par de singles al menos, ambos en el 79, pero se quedaron en nada, como tantos y tantos grupos. 

Este recopilatorio rescata las 4 canciones contenidas en esos 7"s y se supone que otros seis temas más grabados en estudio. Además se incluyen dos temas en directo. Ya en el 2006 se sacó un CD con todo este material y otros siete temas más. Me imagino que también en directo o grabadas con un walkman en el local, je, ya que si no este disco no se debería titular "complete studio recordings". 

Desde luego el grupo es bastante fascinante, desde el nombre hasta el estilo, aunque es verdad que algunas canciones son un puto coñazo. 
Como buenos estudiantes de arte (al menos una de ellos) metidos a finales de los 70 en esto del Punk aportan su toque artie al asunto. Algunas canciones tienen el encanto que pueden tener Suburban Lawns en ese sentido raruno e inquietante, aunque dese luego la voz de la cantante (aunque es muy buena) no llega a los niveles de esquizofrenia marcianoide de aquellos. 

Los mejores temas son esos, los que tienen ese aire rarito. A veces recuerdan a unos Nuns más ácidos y malvados. Sobre todo por esa voz de bruja malvada y sexy, en plan madrastra de Blancanieves.
Cuando se ponen más clásicos abandonan el Punk y le dan a la New Wave más popera, aunque sin dejar nunca de tener ese cierto toque innovador que ha hecho que Thurston Moore (Sonic Youth) escriba esas líneas de presentación para este LP usando palabros como real deal, intoxicating, intellectual o exciting.
Por ello sorprende un poco que se marquen una versión de los Sonics en directo. Aunque desde luego consiguen darle un aire desquiciado y cacharrero que para mí supera a la original en lo que a interpretación se refiere. Parte del encanto creo que está también en que la cante uno de los tíos en vez de la vocalista habitual, que le da un toque perruno muy guapo.

No es para nada un disco obligatorio, ni el grupo se puede decir que sea piedra angular de nada, pero lo cierto es que los tíos valían para esto y podrían haber llegado a ser muy grandes (o una puta mierda). Al menos que disfruten de este mini momento de gloria a posteriori. "Reconocimiento" creo que se llama.

Mgrtn.



Crucifix: "Nineteen Eighty-Four" (LP, Corpues Christi) 

Sobran las presentaciones pero por si acaso: banda clásica de HC y Anarcho Punk de Berkeley, de cuando las bandas californianas aún no habían descubierto las melodías, jeje. Crucifix se formaron en el 80 y duraron hasta el 84. 

El grupo, con un sonido mucho más UK que americano, alterna un HC más arrastrado, menos veloz, pero muy abrasivo e intenso, con temas mucho más veloces de D-Beat crudo y desgañitado. Sin lugar a dudas, la seña de identidad de la banda es la voz de su cantante camboyano. Le da ese toque "oriental" que suena a grupo japonés imitando, pero superando!!, a grupo occidental del género.

Este recopilatorio pirata incluye el 12" del 81, el 7" del 82 que da título y presta la portada a este LP y un par de temas que colaron en recopilatorios en el 82. Vamos, lo que viene siendo todo el material de estudio previo a su primer y único LP, que grabaron en el 83 (Dehumanization).

Tanto el 12" como el 7" fueron reeditados el año pasado en sus formatos originales por Kustomized Records por lo que igual este disco no era necesario. ¿O sí? ¿Cuándo deja de ser necesario un disco? Bueno, yo creo que nunca. Sea pirata o sea oficial.

Mgrtn.





JFA: "Valley of the Yakes" (LP, No Futuro)

Creo que JFA no necesitan presentación. Te vas a topar con su nombre siempre que investigues un poco en el mundillo del HC y/o en el del Skate Punk.

Jodie Foster's Army se formaron en el 81 en Phoenix y este es su primer LP, editado en el 83 por Placebo Records, reeditado en el 87 por Fundamental, compilado en el 88 (solo en CD y k7) por Placebo junto al primer EP (81) y también en el 2003 en un CD bastante completito con su discografía clásica (we know you suck). Ahora el disco es rescatado, tras muchos años en el olvido "vinílico", por este sello pirata. 

Aunque tienen discos también en este siglo (el último del 2012) y alguno en los 90, la actividad principal de la banda se desarrolló sobre todo en los primeros 80, su momento de gloria, que llegó al cénit con esa gira del 84 por UK, plasmada en un LP.

Este disco es pues un clásico del HC americano y creo que se puede tomar como ejemplo de lo que debería ser un grupo de HC Punk de libro. O al menos de lo que a mí me gustaría que fuese siempre, je. Velocidad, voces rasgadas fraseando sin apenas melodía, canciones cortas y mucha mala leche. Nada de "partecitas" para bailar y "partecitas" para cantar. 

La afición de sus miembros al patinete les sitúa también como una de las bandas clásicas y emblemáticas del subgénero Skate Punk. Esta etiqueta para mí no define para nada un estilo musical, ya que es un poco un saco en el que cabe cualquier grupo que haga Punk  rápido o HC y que sea aficionado al patinete o que haya sido adoptado por los skaters. Vamos, un poco un cajón de sastre en donde se dan la mano grupos muy melódicos con otros sin melodía en absoluto, grupos más cercanos al surf con otros más metalizados, grupos muy old school con otros muy modernos... Aunque sí es cierto que encontramos elementos comunes en un puñadito de bandas, pero en el fondo los encontraremos siempre entre cualquier ramillete de grupos de Punk que seleccionemos al azar, ya que lo que tienen en común es el Punk.

Aunque es cierto que si la etiqueta le pega a algún grupo es a JFA. Y no lo digo porque todos sean patinadores o porque en casi todas las fotos salgan con monopatines. En el fondo puedes patinar con Circle Jerks, Black Flag, RHCP, Pennywise, Beastie Boys o Suicidal Tendencies en los cascos, pero creo que la música de JFA es bastante más skater que todo eso. En el sentido en que el skate moderno se desarrolló en Dogtown a partir de llevar estilos surferos al asfalto. Y JFA, sin lugar a dudas, llevaban también su estilo surfero al HC. Vale que en el fondo se apuntaron a la moda de los primeros 80 y que suenan como muchos grupos de esa época (sin olvidar que son de los pioneros y su granito de arena aportaron también a la creación de la escena), pero también aportan esa vena surf que otros no tienen. Y no me refiero solo a ese par de temas de surf instrumental que hay en el disco, si te fijas, en muchos temas, hay bastante influencia surfera, aunque veces sea solo una pincelada, pero ahí está.

Bueno, pues después de esta paja mental, solo me queda deciros eso de: clasicazo obligatorio.

Mgrtn.



REEDICIONES

En esta ocasión, como habréis visto, he seleccionado tres reediciones (o compilaciones) de grupos clásicos (o no tanto) de los primeros 80 (más o menos). Hace mucho que no comento (y que no me pillo) una reedición. Y eso que hace unos años el 70% de mis críticas eran de reediciones de grupos de los 70 y 80. Lo atribuyo a varios factores: 

1. Que ya está reeditado casi todo lo que me interesa de esa época (verdad a medias) y ahora tocan las reediciones de los 90 (discos que ya me pillé en su momento).

2. Que últimamente se reeditan menos cosas de mi interés.

3. Que yo me entero menos de lo que sale porque no estoy suscrito a ningún catálogo de distribución que me avise y busco novedades por mi cuenta. Desde que cerró Blondes Must Die la verdad es que me entero menos de qué es lo que sale. Sigo a varios grupos y a sellos y estoy atento siempre a recomendaciones de gente en internet, amén de comprar discos a los grupos en gira. Pero lo cierto es que reediciones poco se encuentra, al menos de mi interés. 

Es en tiendas o en cajones de distris, principalmente, en donde encuentro discos reeditados y recopilatorios con grupos antiguos. Así encontré las tres que comento hoy, por ejemplo. Lo que confirma que el no estar suscrito a un catálogo de una distribuidora hace que me entere menos. 

4. Que últimamente los grupos que salen que me molan son más y/o más interesantes y tengo que mirar menos hacia el pasado. Es cierto que vivimos una época de bonanza a nivel internacional en esto del Punk. Aunque, paradójicamente, estamos viviendo también la muerte del género en Europa con la falta de relevo generacional, pero eso ya es otra historia. De momento, lo que sale mola, aunque en el viejo continente esté hecho principalmente por la misma gente de hace ya varias décadas, reciclándose en nuevos grupos. 

Así que supongo que será una mezcla de todo.