jueves, 12 de diciembre de 2019

Críticas 223: Scrap Brain, Bad Breeding, Cold Meat


Puedes ver una crítica de los conciertos de Bad Breeding y Scrap Brain (momentos en los que les pillé los discos que comento) en mis reseñaspara 1 minuto de Gloria. 




Bad Breeding: “Exiled” (LP, One Little Indian)


Tercer LP de los británicos tras un primer 12” autoeditado (2016) y el segundo para LVEUM e Iron Lung (2017), que ya comenté en su momento y además lo situé entre lo mejor del año. Este Exiled también tiene una edición de Iron Lung además de la de One Little Indian.

Como era de esperar unos tíos tan enfermos por hacer ruido y tocar a toda pastilla no iban a bajar el listón y nos ofrecen otro discazo de Hard Core agresivo que va directo a la yugular. Sin hacer prisioneros.
El sonido se me antoja bastante más definido y menos Noise que el anterior, como si hubiesen limpiado una de las capas de pura distorsión añadidas gratuitamente. Pero ojo, solo una de las capas. No quiero dar a entender que se trata de un disco más limpio, ya que sigue siendo una guarrería absoluta.

Por lo demás, poco que añadir: siguen metiendo zapatilla y atronando de lo lindo. Y alternan esas canciones (la mayoría) con alguna que otra más lenta y más pesada (aunque menos épicas esta vez), como vienen haciendo desde el primer disco. Me siguen gustando las más veloces, pero es cierto que en algunos pasajes en donde sueltan un poco el acelerador se crecen y consiguen generar unas atmósferas bastante tensas e interesantes, amén de que se aprecian mucho mejor los matices (que su música no solo consiste en hacer raca raca con la distorsión al 14).

Si despliegas la portada forma un póster bastante tocho con una ilustración entre heavy y ecologista que no está nada mal, je.

Mola bastante.
Mgrtn.




Cold Meat: “Pork Sword Fever” (7”, Static Shock Records)

Pepinazo del año pasado que se nos había pasado, válgame la redundancia.

Se trata del segundo 7” de esta banda mixta (dos chicos y dos chicas) con miembros de Nerve Quakes, Helta Skelta, Cleanheads, Plastics Bags y algunos más, parte, todos ellos, de la cada vez más interesante y productiva escena australiana.

La voz es de estas afónicas que molan mogollón y que en esta última década tanto abunda en la escena  Riot Grrrl europea (Woolf, Good Throb, ese rollo). Me recuerda sobre todo a la cantante de Efialtis pero en un rollo más agresivo, más enfadado.

La música va a juego: Punk desnudo y áspero con ese toque artie y/o Post Punk que lo “afea”. Con una guitarra que mola mazo, así como un poco desafinada. Lo justo para que no le guste a ese vecino tuyo que dice que le gusta el Punk porque tiene un CD de los Buzzcocks. Lo justo para que diga: “es que suena mal”. Pues eso, una delicia para oídos un poquito inquietos.

5 canciones que me parecen la puta polla.

Sobresaliente alto.

Mgrtn.




Scrap Brain: “A journey into madness” (LP, Druken Sailor)


Se trata del segundo disco de estos ingleses (el primero es un 7” que editó el año pasado Thrilling Living). Y lo cierto es que es un disco bastante incómodo de escuchar, vamos que nunca jamás lo pondrán en una radio “comercial” por muy de moda que se ponga el Punk.

Practican un (Post) Punk bastante ruidoso en donde predomina en todo momento esa sensación molesta que puede llegar a desesperante. En ese sentido el título del disco está bastante bien elegido, no es ninguna frase chula y ya está; va cargada de significado. Es como si vieses una imagen y crees saber de qué se trata, pero está demasiado borrosa y no logras enfocarla. Y es tan familiar que es desesperante no percibir exactamente los contornos. Crees saber lo que es pero no puedes afirmarlo.

A veces parece que puedes emparentar al grupo con otras bandas con voz femenina coetáneas (y muchas también compatriotas) como las que suelen grabar para LVEUM (Runt, Snob... ese rollo). Pero es solo un espejismo.
Otra veces podrías embarcarles en la escudería de Lumpy. De hecho tienen esa suciedad y  esa especie de desgana que tienen los propios Dumpers. Pero tampoco van todos los tiros por ahí, aunque hablando después con el guitarra me dijo que le encantaban.
Lo incómodo de la propuesta también puede acercarles a No Trend o a Institute, por citar unos de antes y otros de ahora. Pero de estos todavía andan más alejados.
Digamos que tienen un componente demasiado Noise y caótico demasiado presente como para rendirse definitivamente a una corriente determinada. Pero tampoco se podrían encasillar dentro del Noise más puro y experimental.
Vamos que a base de mezclar (incluso copiar) logran un estilo personal que mola bastante.

Por otro lado, durante todo el disco abunda, además de esa pelusa de ruido constante, una densidad fangosa que impregna tanto a los temas más tranquilos como a aquellos en los que recurren a la velocidad Hard Core. Y es raro que un disco tan pesado, tan denso, me guste, pero lo cierto es que me encanta. Levanta dolor de cabeza, pero no puedes dejar de escucharlo. Una vez que te metes dentro ya no quieres salir.

Muy brillante. Aunque el sonido sea justo lo opuesto a “brillante”.

Mgrtn.

viernes, 6 de diciembre de 2019

Críticas 222: Control Freaks, The Exbats, Flocos de Milho


Vamos hoy con tres discos que gentilmente me han enviado a casa por la cara. La verdad es que es muy de agradecer que te regalen discos de vez en cuando ya que el 98% de los discos que suelo comentar los pago religiosamente. Y lo hago con gusto porque me gusta apoyar la escena (y porque soy un coleccionista compulsivo que no soporta no tener físicamente el disco de un grupo que me gusta, je). Pero está bien que de vez en cuando la escena me apoye a mí también. Mil gracias chicos!!!




Control Freaks: “She’s the bomb” (LP, Slovenly)

Muy de agradecer este segundo LP de los Control Freaks que, en pleno 2019, nos hace retroceder nuevamente a los dorados 90.
Es inevitable que un disco de Greg Lowery nos recuerde a bandas suyas anteriores. Con tantos años en la carretera y liderando tantas bandas, que además para nosotros son fundamentales, ha ido creando un estilo personal muy reconocible que se aprecia en sus composiciones y, por supuesto, cuando canta en los temas que le toca hacerlo.
Así como el primer LP nos recordaba mucho a Supercharger, este nuevo (aunque también tenga pinceladas rocanroleras a lo Supercharger en temas tan frescos como First Aid kit) nos recuerda más, por las melodías, a los Rip Offs (qué bien lo pasamos en el Funtastic viéndoles hace un mes y pico) y a la segunda etapa de Zodiac Killers, sobre todo por el tema de alternar voces femeninas con voces masculinas. De hecho, algún tema como Hate List o Elevator Girl me suena 100% Zodiac Kilers.
Por si fuera poco, el disco tienen un sonido bastante 90’s y las canciones que compone Sherrilynn nos traen ecos de grupos de la escudería de Greg como pueden ser Kill-A-Watts, Spastics o Dirty Sweets. Qué tiempos aquellos en los que  todo era maravilloso escuchando a estas bandas…

No obstante no se trata únicamente de un disco que suena a otros discos anteriores de Greg o de su sello. Creo que Control Freaks, con la nueva formación, especialmente con la nueva cantante (que también compone), han crecido como grupo y, aunque sigan practicando un estilo musical en el que está todo dicho, han desarrollado una personalidad propia con la que se han ganado a pulso el que la gente compare al hipotético nuevo proyecto de Greg de dentro de unos años con los Control Freaks. “Me suena a Control Freaks”, diremos.

Se trata de un disco bastante redondo, sin fisuras y lo suficientemente variado para no aburrir a nadie. El tándem compositor Greg / Sherrilynn funciona a la perfección y, mientras se van alternado canciones de él con otras de ella, el disco avanza a toda velocidad como un cohete.

Para finalizar podemos decir que con este LP la banda ha evolucionado definitivamente hacia un terreno más sólido y definitivamente más melódico, de canciones muy pegadizas que entran a la primera.
Algo que ya se veía venir con sus cuatro singles intermedios, entre un LP y otro, en dónde dieron un primer vuelco hacia el PowePop clásico para estabilizarse definitivamente con este estilo actual más potente. De hecho en este disco vuelvan a grabar cuatro canciones de las 8 contenidas en los citados 7”s.

Además, para completar el disco, meten un par de versiones, ambas del 7” de 1977 de los australianos The Babeez, por si no quedaban claras sus intenciones y por no olvidarse, como nunca se olvida Lowery, de rendir tributo a los clásicos perdidos de los que nadie se acuerda.

Gran disco que te deja con la sonrisa puesta y que te obliga a ponerlo una y otra vez toda la mañana. Gracias chicos!!!

Mgrtn.





The Exbats: “I’m a witch” (7”, Jarama 45 RPM Recs.)

Los chavales de Jarama 45 RPM Records continúan, pasito a pasito, pero de forma constante, imparables en su cruzada de sacar joyitas de Punk, Pop o ambas cosas juntas en rodajitas de 7 pulgadas. Y a lo tonto y lo bobo aquí tenemos ya su décima referencia. Feliz cumple singles!!!

Los Exbats son un dúo, padre e hija, Inez y Kenny, que viven, como ellos mimos dicen, en  medio de la nada en el suroeste de los EEUU. A pesar de vivir en la nada han sacado ya un par de cassettes, recopiladas también en un LP y un par de 7”.

Los tres temas aquí contenidos entran muy bien a la primera, y lo hacen de un modo amable con la excelente voz de Inez, pero a la vez también de un modo atropellado y urgente. Y es que, además de su vena popera, tienen un deje salvaje y muy RNR que bebe tanto directamente de los 50 como de cosas más noventeras y gárrulas. Lógicamente no les voy a compara con 9 Pound Hammer ni con los Motards, porque son demasiado melódicos y la voz de ella muy dulce, pero sí tienen cierto deje instrumental de vez en cuando a aquellos rednecks de Ohio o de Texas; especialmente en su tema 2027. Pero vamos, que están más cerca de unos patrios Baby Horror o (ahora) Generador, para que nos entendamos.

El tema que da título al 7” me parece precioso. Tiene ese aire 50’s a la vez que ese toque oscuro satánico que te hace pensar en Twin Temple, salvando las diferencias, por supuesto. Exbats son más de ir con zapatillas de estar en casa y la canción tiene cierto aroma a polvo del desierto. En cualquier caso me parece una joya. Puede que una de las canciones que más me hayan gustado este año y que no me canso de poner una y otra vez.

2027 sigue sonando mucho a eso mismo, aunque sin ese toque oscuro y con ese toque más agreste que ya he comentado antes. Y rematan el plástico con Doorman, el tema más saltarín y también el más corto. Una deliciosa guinda en este trocito de pastel que se me hace muy muy corto.

Quiero más.

Mgrtn.





Flocos de Milho: “S/T” (7”, Retroresourcal Movement On Audio Conected Backbooster Turbo)

Amenazaban con un disco y aquí está. Estos hijos de puta se han liado la manta a la cabeza (aunque les ha costado hacerse el nudo del turbante cuatro años) y han sacado uno de los vinilos más descacharrantes del año. De esos que no hace falta escucharlos para saber por dónde van los tiros, y es que meter 12 temas en un 7” es toda una declaración de intenciones, ¿no?

Para empezar ya solo por la portada merece la pena. Una obra maestra de Skiper. Me flipa.
Y para continuar 12 pepinazos de HC Punk a toda pastilla en donde gritan en castellano en catalán y hasta en inglés. No descubren nada nuevo pero tienen esa actitud que estoy seguro que irritará a los más puristas. Frescos, agresivos, incorrectos, vacilones y con mucho sentido del humor. Se me antojan una especie de Jaimito, Jorgito y Juanito, pero en vez de ser sobrinos del pato Donald serían sobrinos del Capitán Entresijos.

Temas como Soy chino y soy feliz (trabajando 15 horas en taller) o Audiovisuales (en donde incitan a los jóvenes a no estudiar) seguro que levantan ampollas, aunque supongo que habrá quien les saque una lectura de denuncia social, je. Pero si atendemos a otros temas en donde niegan la teoría de la evolución de Darwing (Creacionismo Rock) o en donde lo que más destacan de El Renacimiento son las tortugas Ninja, te das cuenta de que lo único que quieren denunciar es que están orgullosos de hacer el cafre y el mongolo.

Nos hayamos pues ante un discazo de Mongo HC que planta cara a toda una escena (la Hardcore) demasiado seria y demasiado concienciada con sus causas. Un disco desinhibido que sabe reírse de todo, incluso de ellos mismos. Un disco que hacía falta y que para mí está entre lo mejor del año.
Mgrtn.

martes, 19 de noviembre de 2019

Críticas 221: Generador, Lassie, Rascatripas.

Antes de pesar con las reseñas de vinilos, si queréis leer mis críticas de CONCIERTOS de: 

Gang of Four, Radioactivity, Gutara Kyo, PVP, Mope Grooves, LOX, Chiquita y Chatarra, Scarp Brain, Conscripts, Outcasts, TV Smith, Varukers, Lassie, Bad Breeding… y hasta una reflexión sobre la gira de La Polla Records.


Podéis hacerlo, como siempre en 1 minuto de Gloria.



Generador: “Sonrío demasiado” (LP, Chopper Monster)

Tras el 7” que sacaron Jesús y Ana el año pasado con esta, su nueva formación, tenemos ahora nada menos que todo un LP cortesía de Chopper Monster. Me pidieron que hiciese unas líneas a modo de titular para la promo del disco y me salió algo un poquito más largo porque es imposible decir todo lo que tenía que decir en una sola frase. Copio y pego:

“Hay dos formas de decirlo:
1.- Estos hijos de puta jamás madurarán.
2.- Nunca ningún grupo se ha mostrado tan fiel a sus principios: RNR, ruido, melodía, sudor, macarrismo y Cramps hasta el puto final. Aquellos mismos mandamientos que firmaron con sangre en el 97, cuando nos volaron la cabeza con el primer disco de Baby Horror.
Tú decides. Ellos ya lo hicieron”.

Pero como sabéis que soy de enrollarme más, añado algunas cositas que también escribí en su momento, cuando me pasaron los archivos para oír las canciones, y algo nuevo que redacto ahora mismo ya con el flamante LP sonando en mi plato.

En general el disco (discazo) me recuerda muchísimo a los primeros tiempos de Baby Horror, cuando eran más macarras, oscuros y rocanroleros y las letras estaban plagadas de hombres lobo y otras criaturas de la noche. De hecho este disco contiene también muchos licántropos, incluso un “hombre lobo maricón” (increíble el concepto, jajaja). Más que ecos de su pasado, son pedradas en la cabeza que me devuelven a finales de los 90 cuando los escuchaba sin parar. Canciones que recuerdan mucho a aquellos clásicos como fueron Mujer loba adolescente, La Carrera de la Muerte del año 2000 o Me gusta sudar y hacer el amor.

Echo en falta, eso sí, alguna voz más de Jesús. Me gustaba mucho cuando cantaba él solo y cuando mezclaban las voces. Aquí lo hacen menos.

Y, ya lo he dicho, el sonido es Cramps a tope. Se nota cuando una banda es fan antes que banda, cuando ponen por delante a sus ídolos antes que a ellos mismos. Eso no se puede falsificar. Y así son Generador.
Y lo digo, no solo por la forma de sonar y la cantidad de homenajes que meten, también por las versiones que hacen. En este caso se marcan dos de los Cramps, jeje. No se les puede acusar de ser muy originales en ese sentido, pero es que cuando te metes en la secta, te metes hasta sus últimas consecuencias.

Y luego hacen también una de Johathan Richman (Vampiresa Mujer), poniéndose tiernos, y se vuelven ye-yés con el Despeinada (Palito Ortega/Chico Navarro). Curiosamente son estas dos versiones las que rompen con la tónica general del disco, de RNR sudoroso, y añaden esa guinda extra al final de cada cara, quizás, inconscientemente o no, para dejar también buen sabor de boca.
Y es que, en general, las letras del disco son bastante amargas, de desencanto social, de asco por los humanos. No lo digo como algo negativo, claro. Al final las mejores letras son las que te salen de dentro, ya sean tristes o alegres.
Aunque, desde luego, si hay alguien que sabe poner al mal tiempo buena cara, esos son ellos.

Porque si hay algo que le sobra a este disco es energía. Conseguir, con lo asqueado que estoy últimamente con todo lo que huele a “clásico”, que me entusiasme este disco, creo que es una buena prueba de ello.
Así fueron, así son y así serán hasta la muere. Os quiero.

Mgrtn.





Lassie: “Give me a break!” (7”, Cuerdas Fuera)

Parafraseándome a mi mismo, cuando comenté el concierto de estos alemanes (link a 1 minuto de Gloria al inicio): “Lassie podrían ser uno de los grupos del momento. Lo que hacen lo hacen bien, tocan muy bien (igual demasiado), suenan muy compactos, tienen desparpajo y su imagen, muy egg, acaba por redondear el conjunto. Pero creo que acaban dispersándose demasiado. Se puede hacer un tema tipo Devo, se puede hacer otro más rollo Spits, se puede rendir tributo también a Lost Sounds y se pueden incluso meter hasta las rodillas en la piscina de las nuevas tendencias más marcianas de la escena vía Lumpy Records, pero seguir sumando más estilos al final acaba diluyendo el impacto y resulta poco creíble. Sobre todo cuando se pretende añadir a la ecuación canciones de corte muy clásico y “rocón”.


En el excelente 7” que han sacado para Cuerdas Fuera cuelan tres canciones, cada una de un rollo distinto, sí, pero son tres estilos bastante conciliables entre sí y no me provoca la sensación de dispersión que me sobrevino en este concierto”.


Y a todo esto (parece que hoy va la cosa de corta y pega), añado ahora lo siguiente: Nos encontramos pues ante un single impecable con tres pepinazos de alucine, que lo mires por donde lo mires, no tiene fisura alguna, ya que suena fluido y compacto y deja completamente fuera de juego sus canciones más roqueriles.



Puro Nerd Punk que suena a delicioso KBD con un toque raruno más actual en Gimme a break. Mongo Synth Punk a lo Spits en Subtle Stallion, copiando incluso el tono grave de voz de los yankees , pero añadiendo ese toque personal friki. Y recurren incluso al retrofuturismo más cafre y divertido en Deposit Bottles. Para mí el mejor tema, como si Devo hiciesen una versión del Sooprize Package for Mr. Mineo de Supercharger a dos voces (una masculina muy vacilona y otra femenina deliciosamente chillona).

Muchas referencias, sí, pero al menos en estos tres temas un gran denominador común, ese frikismo mongo nerdo Punk, que redondea un producto heterogéneo y altamente degustable. Creo que más que el LP que han sacado este mismo año (recopilando sus casetes anteriores) aunque aquí solo haya 3 canciones.

Corre porque ya no deben quedar casi copias. Muy muy bueno.

Mgrtn.





The Rascatripas: S/T (7”, Chopper Monster)

Segunda referencia para el grupo y para el sello, tras un primer 7” coeditado por Chopper Monster y Rufus Recordings el año pasado. Por si no te habías dado cuenta, el LP de Generador que comento más arriba es la tercera referencia de este sello, que pasa de ser una tienda muy chula de Malasaña a ser ya un emporio con discográfica y toda la pesca. Así que, desde aquí, le deseamos una larga vida a Iván y a sus proyectos.

Pero vamos con el disco. Nos encontramos con un single de dos temas que abundan en el Punk y el RNR guarrindongo, el gamberrismo “juvenil”, el sentido del humor y las ganas de incordiar. Y es que cuando un grupo de personas se reúnen para hacer una banda solo tienen dos caminos posibles: intentar ser un grupo serio como Joy Division o como Héroes, ejem, del Silencio o bien tirar por el camino del cachondeo y la irreverencia como hicieron Siniestro Total. Creo que está claro qué camino han seguido Rascatripas, ¿no?

El tema que abre el disco, Le he quitado el carenado (a la moto) creo que, además de un trallazo, es una declaración de intenciones en toda regla. Un tema veloz que recuerda a La Moto de Fernan (aunque no tan veloz, je) y que, por tanto, bebe mucho del Crypt de los 90 y de otros estilos afines, como la escena Lo Fi Garaje Punk de aquella época, liderada en Europa por Billy Childish.

En la cara B nos enfrentamos a un tema más calmado y más vacilón todavía, que recuerda un poco a las canciones del disco de Los Jubilados de La Polla Records. Pero no te vayas a creer que la letra lleva ningún tipo de mensaje o compromiso político, creo que si lees el título ya te haces una idea: He visto un ovni pilotado por Big Foot repartiendo pizzas por Leganés. Además de que podría ser la banda sonora ideal de Cuarto Milenio tiene una algunas frases realmente grandiosas: ”Uri Geller dejó de fastidiar el menaje de cocina, ¿por qué el Palmar de Troya tenía tan mala rima?”.

Joyita sorprendente. No me lo esperaba.

Mgrtn.

sábado, 26 de octubre de 2019

Críticas 220: Matado por la Muerte 3, Aviador Dro, Krimewatch






VVAA: Matado por la Muerte Vol.3 (LP, JGC Produciones, 1 Minuto de Gloria, Discos Banana, Beat Genaration)


Dejad que me salte el orden alfabético hoy, para empezar con este disco, ya que no solo es representativo de lo viva (o muerta) que está la escena en España, si no que ha sido un parto tan largo y complicado que merece prioridad absoluta.
Y lo sé porque lo he vivido de cerca, no solo por colar un tema de mi grupo si no porque me pidieron ayuda para maquetar y diseñar el disco y he estado cerquita de ellos viendo como el proyecto iba saltando obstáculos y retrasándose cada vez más.

Al final, el resultado es este y creo que ha sido bastante satisfactorio. Empezando por el bonito cuadro de McNamara llamado “Franco Comunista” que da cara a la portada. No pude finalmente conseguir que solo apareciese el arte de Fabio sin texto alguno “mancillándolo”, pero sí he logrado que se respete el arte lo máximo posible. Creo merece la pena, ¿no?

Y antes de entrar en harina hay que hablar también de la masterización. Un trabajo titánico de Kráter que ha conseguido que estas 21 canciones, de 18 grupos distintos, tengan algo de coherencia sonora, ya que cada una está grabada de aquella manera. Un resultado excelente teniendo en cuenta que la mayoría son grabaciones no excesivamente buenas: una de las constantes y uno de los acuciantes problemas de esta escena patria que ya bastante tiene con sobrevivir.
Y bueno, visto el resultado igual podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que se sobrevive dignamente. Aunque echando un vistazo a la media de edad de los componentes de los grupos, son pocos los que bajan de 30 años… Así que, a la espera de que esto se reanime un poco con algún relevo generacional salvador, de momento vamos a disfrutar de lo que tenemos. Y para muestra, estos 18 botones. Aunque también es cierto que como el parto del vinilo ha durado lo que el de una elefanta hay un par de bandas que ya no existen y también tres que son de fuera del país, así que… 13 botones.

En cualquier caso, estamos ante un discazo repleto de Punk que suena de puta madre y que poco o nada tiene que envidiar a sus predecesores. Un volumen 3 que nuevamente cumple a rajatabla la norma de que los temas deben estar cantados en castellano y la de que los grupos deben ser de ahora.

Una selección exquisita de temas barriendo para casa, en donde se nota el gusto de los artífices (para eso pagan y hacen el currazo, ¿no?), pero que también se muestra abierta a mostrarnos una colección variadita de estilos.
Aunque igual se echa de menos, por ejemplo, algún tema del rollito sXe madrileño que, además, hubiese supuesto un acercamiento a esa escena actual y realmente joven. Aunque está claro que de momento ni los unos ni los otros hacen el esfuerzo.
También hecho en falta a grupos como Limassa o Ratas de Sumatra que son 100% del gusto de los “productores”, 100% Punk Ibérico con ese toque mongolo que tanto nos gusta. O, yo qué sé, Freskor Eskrotal, Power Balance o Charnado. Aunque claro, si meten solo grupos mongolos al final la selección no resulta ni variada ni representativa.
Lo que está claro es que un 12” tiene un espacio limitado y aunque no estén todos los que son, sí son todos los que están. De eso no cabe duda.

Como tampoco cabe duda de que ahora las cosas se cuecen en Valencia. Podemos dejar de pensar en aquellos lares como territorio garajero, por mucho que sigan siendo súper aficionados al género y empezar a aceptar la realidad de que son cada vez más y mejores los grupos de Punk que salen de allí.
Vale que en este recopilatorio salen 7 bandas de Madrid y 4 de Valencia, pero el crecimiento es significativo en la ciudad del Turia. No hacen más que salir de allí grupos como setas. También hubiesen encajado en este disco otras bandas valencianas como Paz Ss, triple Ente, Rüina, Mecano, lo antes citados Power Balance... Recordad que esto es solo una muestra. 

Y vamos ya con unas breves líneas de cada grupo.

Campamento Rumano abren el disco, marcando paquete, con un par de huevo y un par de temas también. Una pequeña intro de 35 segundos y un tema de 1 minuto y 16 segundos. Lo bueno, si breve… Mongolismo a raudales y este teclado tan Los Reactors que se alza como protagonista.

Obediencia se despiden con este temazo y dejan claro que lo suyo han sido siempre las melodías potentes y melancólicas. Los Gorilla Angreb españoles.

Finale. Para mí la banda del momento. Los putos amos. Realmente sus canciones (aquí cuelan dos) no distan demasiado de la de la mayoría de grupos que salen en este disco . Y aunque la voz del cantante sea muy llamativa e hiriente (como a mí me gustan), precisamente en este MPLM no faltan voces en esa línea. Pero son los dibujos de la guitarra, unas veces arties y/o rarunos y otras un poco a lo Dead Kennedys los que marcan la diferencia. Y un poco los que rompen con el clasicismo imperante en el disco. Me flipan. Muchas ganas ya de tener el disco de debut que creo que está en camino.

Neura. Otra de las bandas del momento, aunque ya no son tan novedad ya que hace poco nos volaron la cabeza con su primer 7”. Sin duda uno de los temas más Punk del disco y de los que más rabia desprenden.

CPU. Esperaba un tema más HC, pero han cedido (o así lo han elegido los responsables del proyecto, no sé), un tema más calmado, más Punk. Cierto es que va más acorde con el contenido del disco pero tampoco venía mal una nota discordante. En cualquier caso el tema mola mogollón y es igualmente bueno y ya solo el exceso de efecto en la voz de Waku es más que suficiente para diferenciarles de todos los demás.

Tss Tss la verdad es que me han sorprendido gratamente. Reconozco que yo igual hubiese metido a otras bandas en lugar de a este dúo granadino-malagueño que aunque me gustaron en directo no me parecían lo suficientemente agresivos. Demasiado “melódicos” y poperos para un recopilatorio Punk. Pero lo cierto es que cuelan uno de los mejores temas del disco. Cumplen con creces todos mis requisitos: tema corto (1:19), guitarra irritante con poca distorsión y voces muy altas y chillonas. Y además es de los temas más pegadizos, así que…

Úlceras. Nos llegan desde Copenhagen. Es la banda que ha formado Angelito (Juanita y los Feos, Mano de Mono, Las Venas, Peluquería Canina…) con dos chavalotes de allá. Este tema me suena bastante a unos Vigilante Gitano algo más graves de sonido y un poco menos desquiciados, pero con ese deje en la voz y ese saber hacer. Muy pegadizo, además.

Cremalleras. Dúo de México que aportan la única canción HC del recopilatorio. Reconozco que no me entusiasmó en una primera escucha en el coche de uno de los capos del proyecto, pero que en disco me gusta bastante, sobre todo por esa vena caótica que llevan.

Niños Prodigio cuelan uno de los mejores temas del álbum. Un tema, que pese a recordar en algún riff a Medicina Nuclear de Los Nikis tiene mucho macarrismo y mucha fuerza. Muy Punk.

Morbo. Poco puedo decir objetivamente de ellos. Desde Perú sin duda uno de los grupos más Punk del momento en todo el mundo. Sonido a podrido que te cagas, como de costumbre, aunque con mayor calidad Hi Fi de la esperada. Sin duda uno de los alicientes para pillarse este disco, ya que meten dos canciones. (Eso sí, el punteillo central de la segunda yo lo quitaría, jeje).

Tipex. Hace ya más de un año que pasaron de ser el secreto mejor guardado a convertirse en una de las bandas más aclamadas por crítica y público de la escena. Así que no podían faltar aquí. Participan, eso sís las voces del bajista.donde reslatan mdo el tema, sobre todo en los estribillos, ms del proyecto, pero que en disco me gusta b, con una canción un poco atípica en la que la voz de la cantante no reina absoluta durante todo el tema. Sobre todo en los estribillos, más melódicos de lo habitual, en donde resaltan más las voces del bajista. Así que si eras ultrafan de la banda no te queda otra que pillarte este LP también.

La Fe. Como en el caso de Tss tss debo reconocer que yo, de primeras, no hubiese contado con ellos para un recopilatorio Punk. Pero no por ser demasiados poperos, si no por justo lo contrario, por ser más del Rock. Pero hay que reconocer que este tema, aunque tenga un deje en las guitarras muy a rock castizo, es bastante Punk. Sobre todo por la excelente labor de la voz superdesquiciada.

Retraseres aportan una nota de humor importantísima justo cuando esto se estaba volviendo demasiado serio. Tema muy sólido que me suena a veces también a Vigilante Gitano. Un acierto contar con ellos.

Satélite son el único grupo de Post Punk del disco. Meten uno de sus temas más brillantes para mi gusto (sobre todo por la interpretación vocal de Raya) con todos los componentes que suelen usar y de los que suelen abusar: flanger ochentero a tope, ambientes de neblina, gritos esporádicos, alargados, afónicos y sin consonantes (aunque esta vez menos protagonistas) y cambios de ritmo para que haya una parte más enérgica y Punk.

Podium! Así, sin tilde y con una exclamación final. Quizás aportan la canción más concienzuda, el sonido más grueso, la distorsiones más pesadas y la interpretación menos clásica y más original del disco. Sorpresón.

Tendido Cero. Echo en falta los agudos excesivos con los que grabamos el tema. Pero entiendo que una producción tan suicida como la que hicimos no se lleve del todo bien con el resto de canciones y a la hora de masterizar hay que sacrificar algo. Pero aún así creo que ha quedado muy bien y se nota la intención de molestar en todos los sentidos. Comparándola con el resto de temas creo que es de los más cafres y menos contenidos. También una mierda como una casa, pero eso ya lo sabíais, ¿no?

Sistema de Entretenimiento. Conociendo el amor que sienten los responsables del recopilatorio por los Leonor SS, y teniendo en cuenta que ya aparecieron en el volumen 2, era normal que quisieran contar con su grupo paralelo, el que usan para hacer perlitas de Syntn Pop como esta. La esencia de los Leonor está ahí, son ellos mismos y suena a ellos que te cagas, pero aquí meten un tecladito y hacen melodías pop sobre una base retrofuturista. Se te mete en la cabeza cosa mala, ya verás.

Vigilante Gitano. Y para el final han dejado posiblemente al mejor grupo y, sin duda, la mejor canción y con mejor sonido de todo el disco. También tema póstumo como el de Obediencia. Ya sabes de qué va y, por lo visto en este mismo recopilatorio, han creado escuela: vacile máximo, guitarras agudas, contundencia y calidad como casi ningún otro grupo. Muy Punk.

Pues eso es todo. Ahora a comprarlo todo el mundo!!!!

Mgrtn.






El Aviadro Dro y sus obreros especializados: “Nuclear, sí” (7”, La Vida Es Un Mus)


Hablar de clásico es quizás quedarse cortos, ¿no?
Deberíamos hablar de los inventores del Tecno Pop, de Synth Punk, de la escena dentro de la escena, de La Movida, de Nueva Ola, de himno generacional, de independencia, de institución, de sentido del humor, de militancia, de futurismo, de cultura basura, de Devo, de Kraftwerk… De tantas y tantas cosas. Pero bueno, presupongo todo eso ya te lo sabes, ¿no?

Pues eso, aquí está el primer single que salió en DRO, el sello indispensable que lo cambió todo en este país. El tercer single de la banda, el más representativo de sus comienzos (con permiso de “La chica de plexiglás”). Ahora reeditado, por primera vez, 37 años después!!!

4 temas clásicos del Tecno Pop madrileño más vacilón. 4 temas que van mucho más allá del himno (eso no lo discute nadie) que es “Nuclear, sí”. 4 temas que van desde el Mongo Punk más naif a la provocación más gratuita. Desde los cegadores rayos láser de “El retorno de Godzilla” hasta la oscuridad soviética de “Varsovia en llamas”. Desde la marcialidad más fría hasta la comercialidad más absoluta. Desde la serie Z hasta la modernidad más ochentera.

Era 1982. Era otra época.

Básico. Por supuesto!!!

Mgrtn.






Krimewatch: S/T (12”, Lookin’ Out Records)


Llevaba mucho tiempo (bueno, un año y medio) con este disco en mi wishlist y cuando lo vi en Tokyo no pude resistirme pese a que me costó 30 eurazos. Sí, el disco es del 2018, pero creo que aún se le puede considerar “novedad” para comentarlo por aquí. Sobre todo s atendemos a la importancia de la banda.

Se trata de la tercera referencia en vinilo de esta banda de NY en donde militan tres chicas y un maromo. Una de mis favoritas de esta década y a la que espero poder ver en directo alguna vez, ya que sus vídeos prometen. Aunque vete a saber si el grupo sigue vivo o no…

Las dos primeras referencias pasaron a convertirse en sendos 7”s (2017) tras sus primeras ediciones en casete (2016) y si eres seguidor de este blog las habrás visto reseñadas aquí y puntuadas con “matrícula de honor”.

La cosa es que pese a ser muy fan no sé si debería haber pagado tanta pasta por el vinilo. Sí, vale, es color verde botella e incluye el obi en japonés pero, analizando el contenido, hay un puñadito de canciones repetidas. Cosa que ya sabía por cierto, pero que no me paré a pensar demasiado al sostenerlo en mis manos en el Disk Union de Shibuya.

De acuerdo, se trata de nuevas grabaciones. Los mismos temas contenidos en las referencias anteriores se grabaron en 2016 y estas versiones datan del 2017. Pero de los 9 temas (que duran muy poquito, como imaginarás) sólo hay 5 realmente “nuevos”.
Aunque por aquello del completismo y por la preciosa portada a mí sí me merece la pena. Lo que no sé es si tenía que haber esperado a encontrarlo más barato. En Discogs hay copias más baratas, desde luego. Y más caras, también.

Eso sí, esta nueva grabación tiene bastante mejor sonido que las anteriores (sobre todo comparado con el pobre sonido del flexi), pero es cierto que, aunque sigan sonando rabiosos, la mejora de sonido hace que sean mucho menos molestos. Vamos que de ser un mosquito cabreado breándote a picotazos han pasado a ser un poco una mosca que pica menos (suena más grave) pero no te deja echarte la siesta. Y puede que hayan bajado también un poco la velocidad.

En definitiva, es un discazo de HC clásico que podríamos situar entre el rollito de Libyans y el de Sial (por citar dos bandas muy molonas de este siglo con voces femeninas) y que sirve perfectamente para conocer a este grupo.
Pero claro, la suciedad y el encanto de los 7”s anteriores se pierde aquí. Así que no sabría que recomendar si solo te vas a pillar un disco. Quizás el primero, que vienen 6 temas… Siempre es “el primero”. Pocas veces falla esta máxima.

Aún así: Discazo!!!

Mgrtn.