martes, 6 de agosto de 2019

Críticas 215: Dark Web, Lithics, Sauna Youth






Dark Web: “Clone Age” (LP, Erste Theke Tonträger)

Casualidades de la vida: me compré este disco ya hace unos meses (se me acumulan las críticas cosa mala…), ya no recuerdo en qué concierto, así  de chiripa, fiándome del buen criterio del sello y, unas semanas después, estando en Berlín nos enteramos de puta chiripa también que tocaban esa misma noche. Teníamos pensado ir a otro concierto ese día, pero como no nos dejaron entrar porque se petó el aforo justo cuando íbamos a entrar, después de chuparnos una hora de cola, pues nos fuimos corriendo a la otra punta de la ciudad a ver si llegábamos a ver a Dark Web y justo llegamos cuando empezaban, también de puta coña. Vamos, que todo muy de casualidades. ¿Qué por qué cuento todo esto? No sé, tenía que rellenar un poco de espacio, que la crítica me la ventilo rápido. ¿El concierto? Bien. Divertido.

Tras una casete en 2017, esta banda de Philadelphia, dio el salto al vinilo el año pasado con este mismo LP y, por ahora, no han sacado nada más. De hecho, las 7 canciones de la casete vuelven a incluirse en este 12” (creo que las mismas tomas) junto a 5 temas nuevos.

De primeras recuerdan bastante a los Spits, tanto por la voz muy afectada como por ese aire simplón que roza el mongolismo y va alicatado con un grueso sentido del humor. No obstante, son algo más complejos (tampoco demasiado) que los Spits y no se quedan en el caca-culo-pedo-pis, lo que no es necesariamente mejor ni peor, claro.
Lo que menos me gusta es cuando el guitarra mete esos punteos horribles. Y ya no es porque odie esa mierda roqueril, si no porque creo que no pega nada y rompe con el estilo que pide algo más simple o más marciano si quieres demostrar que sabes tocar la guitarrita. Por fortuna estos momentos “desagradables” son pocos y el disco es muy escuchable y disfrutable.

Lo que me sorprende es que en el bandcamp del sello los vendan como un grupo de Post Punk de los oscuros, del rollo siniestro. Y es cierto que tienen algún toque Post Punk en algunos temas pero más del rollo “rarito” que del siniestro, pero siempre sin pasarse, eso sí. Supongo que la oscuridad de la que hablan largo y tendido tiene que ver un poco con la voz afectada y cierta elección de las notas para evitar sonar demasiado alegres y poperos, pero desde luego no veo para nada ese toque gótico (literal) del que hablan. Quizás en el último tema haya algo así un poco siniestro, pero me parece más una broma que algo de ese género.

Para mí son un grupo Punk, sin más. Bastante eficientes a la par que divertidos y lo suficientemente mongolos para que me gusten. Molan.

Mgrtn.                     




                                                    
Lithics: “Photograph, you of” (7”, Thrilling Living Records)

Último trabajo de este grupo de Portland, tras un par de casetes y dos LPs, el último de los cuales, del mismo año que este 7”, con la garantía Kill Rock Stars. Aunque, desde luego, la garantía Thrilling Living tampoco se queda manca últimamente tras regalarnos joyitas como el LP debut de  GirlSperm (lo comenté hace algunas entradas) o el de BB and the Lips (en breve lo comentaré por aquí también).

Este single tiene la gran pega de que solo contiene dos canciones y se pasan en un suspiro. La ventaja es que son dos temas de Post Punk sencillo pero inquietante e inteligente como la copa de un pino.

Post Punk de indudable corte femenino y no lo digo solo porque la cantante sea una mujer. Sin lugar a dudas Lithics beben de bandas de chicas que estuvieron en la vanguardia a finales de los 70 y en los primeros 80 (es indudable la influencia de unas Delta 5). Así como también es patente la influencia de aquellas Riot Grrrls de principios de siglo, de la segunda generación ya, herederas directas de la explosión que generaron sus hermanas mayores en los 90. Creo que, por ejemplo, la sombra de Erarse Errata se proyecta sobre estos surcos de una manera casi obscena. Aunque, eso sí, esterilizando su locura a base de ultracongelar el producto y simplificándolo hasta el minimalismo más exquisitamente raquítico.

Dos sencillas gemas de robusta fragilidad y encanto naif ejecutadas con una precisión matemática, cuasi robótica, en un ambiente más aséptico que un quirófano recién estrenado. Simplemente delicioso.

Genial.
Si os interesa, es posible que en La Negra les quede alguna copia.

Mgrtn.






Sauna Youth: “Deaths” (LP, Upset! The Ryhthm)       

Llevaba tiempo queriendo echarle la zarpa a algún disco de estos fulanos desde que mi amigo Juancho me pasó el bandcamp de su LP anterior (2015). Así que cuando vi este LP (2018) en una tienda de discos no lo pensé, pese a que no estaba precisamente barato.

La banda es de Londres y lleva en activo desde el 2009 con un puñadito de 7”s, tres casetes y tres LPs. En este, su último trabajo, pasan de ser un cuarteto a ser un trío. Y tiene pinta de que sea el último ya que hablan del disco como el que cierra la trilogía que se habían propuesto con el primer LP. En el aire dejan la incógnita de si deberían dejarlo ya o no, hablando también un poco de la falta de tiempo, lo mucho que les ha costado acabarlo y otras movidas.

La persona que ha creado la entrada de Discogs les describe como una banda de “indie rock” y, bueno, el término es muy amplio y en el fondo cualquier grupo de los que comento por aquí podría serlo, siempre que graben en sellos independientes, ¿no? Pero vamos, que si entendemos lo de “indie” como género musical, pues no lo acabo de ver, aunque es cierto que en un festival de esos podrían triunfar. De hecho, hay muchas bandas muy afines al Post Punk en ese circuito y los indies se tragan todo lo que les echen, al fin y al cabo es música y se puede bailar... Pero, para ser exactos, aunque tengan muchos matices que quizás escapen del género son fundamentalmente una banda de Post Punk.
Como ellos mismos reconocen, aunque tengan muchas influencias de otros estilos se han movido siempre dentro de la esfera del Punk e hincan rodilla declarándose devotos del Punk británico desde Damned a Desperate Bicycles. Y, aunque poco, es cierto que algo del Punk clásico del 77 les queda, pero sin duda lo suyo tira mucho más por el rollo de las bicletas desesperadas y otros grupos coetáneos del rollo Pop Group, Slits o Essential Logic. Sin parecerse a ninguno en concreto, pero encajando perfectamente en esa escena. Eso sí, sin complejos, robando lo estrictamente necesario de aquí (y también de allá), mezclando muchos estilos y aportando una gran dosis de ideas propias.

Un disco heterogéneo plagado de canciones muy heterogéneas también en sí mismas, alternando voces masculinas y femeninas, temas más vertiginosos con otros más densos, melodías más pop con sonidos más industriales, pero con un hilo conductor muy sólido y creíble. Un LP para darle muchas escuchas si te quieres empapar bien de la cantidad de matices que tiene. Y, curiosamente, también un disco que entra a la primera porque ellos lo hacen fácil de escuchar.

Puede que la cara A sea más potente y al final de la B parezcan ya algo cansados, pero creo que han ordenado los temas así adrede por seguir cierta lógica y por aquello del hilo conductor, y más tratde ideas peuedee chas bandas muy afines al Post Punk en ese circuito y los indies se tragan todo lo que les echen, al fin y al cándose del final de una trilogía.

En cualquier caso un disco bastante interesante, muy rico en todos los aspectos y con algunas partes orgásmicas.

Mgrtn.

miércoles, 24 de julio de 2019

Críticas 214: Hysterese, Kaleidoscope, Sju Svar Sa


CONCIERTOS

                                                 
Cocaine Piss, Institute, Kaleidoscope, Glen Football, Neds, Sewer Brigade, Zoketes, Faux Depart, Scottex Mega Rollo, Niños Prodigio, Johnny Notebook, Disease, Toys Sararas, Biznaga, Intelligence, Korrosive, Uralita y los Fibroesqueletos, Charnado...


DISCOS




Hysterese: “S/T” (III) (LP, TCM)


Llevaba más de cuatro años sin saber nada de estos alemanes, que en su tiempo fueron de mis grupos favoritos y, tras mi estancia en Berlín, vi que habían sacado un tercer LP, así que, sin dudarlo un instante, me lo pillé.
Su primer LP (2011) me flipó y el segundo (2014) me confirmó que estos fulanos era muy grandes. Y, ahora, aquí les tenemos de nuevo con este, su tercer “larga duración”, que sigue sin llevar título, como los anteriores y en donde siguen apostando por portadas en blanco y negro, aunque en este caso meten el logo del grupo en rojo. No pasaría nada si este fuese el único cambio, lo que ocurre es que el grupo ha evolucionado, digamos, hacía terrenos más “poperos”…

Vamos por partes. Siguen con la misma fórmula del principio, ese Punk de melodías melancólicas cantadas a dos voces (una masculina y otra femenina) a lo Masshysteri, aunque en un estilo más pesado. Lo que ocurre es que han perdido toda la rabia y velocidad HC del principio y es una lástima.
Por el contrario, al perder su esencia HC, han perdido también por el camino su parte un poco más Rock/Heavy (algún punteo, tampoco te creas que era mucho) y eso siempre es positivo para los que no aguantamos bien esa mierda.
Pero vamos tampoco pienses que ahora son un grupo de Pop. El grupo sigue teniendo fuerza Punk, pero es verdad que al bajar la velocidad y el enfado, como las melodías son muy melancólicas, entra en juego un sonido más épico que hace que recuperen un poco el tono rocoso que acabo de decir que había perdido por otro lado, sobre todo en las voces.

También el disco respira cierta esencia 90’s que no está nada mal. Pero definitivamente, el vinilo se encuentra bastante alejado de sus primeros trabajos. En ocasiones, en determinados temas, se me antojan incluso demasiado comerciales, muy “radiables”. Cosa que antes, era algo impensable. Sobre todo en un par de temas, uno de los cuales recuerda bastante a Kim Wilde (que no es que sea algo malo, pero que no es lo que te esperas de ellos).
Ya por el final, eso sí, hay algún tema más cañero, pero no llegan a recuperar el sonido que les llevo a estar entre mis favoritos de esta década que termina.

No está mal, pero, ya sabes…            

Mgrtn.




Kaleidoscope: “After the futures” (LP, La Vida Es un Mus)

Pelotazo de los buenos. Sin lugar a dudas el puto grupo del momento. Una vez más se lleva el gato al agua LVEUM. Puedes leer la crítica del concierto de Madrid en el link de arriba.

Tras un par de 7”s y un 12” entre el 2016 y el año pasado, el trío de New York se estrena en formato LP este año con LVEUM, siempre atentos a la caza de talentos y bestialidades varias.

El disco es una auténtica pasada. 15 cortes de Punk tan incómodo que a veces hasta cuesta poder bailar pogo por los ritmos y los cambios que te meten. Ahora que Institute han sacado un disco más “comercial” y previsible creo que es justo decir que estos neoyorquinos toman el testigo en este rollo. Muy en la línea de los americanos anti modas No Trend que fueron pioneros en este estilo crudo, perturbador e irritante, con algún toque también del Anarco Punk inglés de los primeros 80 de bandas como Rudimentary Peni.

La voz, desagradable, pero quizás no tan incómoda y “fuera de lugar” como la de Institute, las baterías doblando las velocidades cuando no lo esperas, una guitarra con mogollón de recursos y sorpresas y el bajo, muy oscuro, intentando mantener en pie todo el castillo de naipes que siempre anda en precario equilibrio apunto del derrumbe. Todo ello aderezado con ese toquecillo entre oscuro y misterioso del estilo East Bay Ray y esa sensación de arranque brutal contenido que se arrastra por todo el vinilo. Una delicia.

En definitiva un disco de Punk sobresaliente que se escapa de las normas y que destaca como una aguja en un pajar (cuando la encuentras, claro).

Sobresaliente muy alto.

Mgrtn.





Sju Svåra År: “Ingen Tog Det Som Ett Skämt” (7", Gaphals) 

Pues, al igual que los arriba comentados Hysterese, esta banda de Estocolmo sacó su primer (y único) LP en 2011 y se convirtieron en uno de mis grupos de cabecera de esta década. Un grupo que aún hoy llevo en el Ipod y que desde que entró no salió nunca. Y eso que no soy yo mucho de descargarme canciones de internet, me basta con tener el vinilo, pero son tan buenos que tenía que llevarlos conmigo a todas partes, jeje.

Al igual que Hysterese, también practicaban un HC Punk bastante bruto con melodías del rollo melancólico que tanto popularizaron Observers, The Vicious o Gorila Angreb en aquellos años. Con una voz femenina que creo que es mi favorita de todos los tiempos. Flipante, en serio. Una fuerza y una calidad increíbles. Y lo más importante 100% Punk, nada de roquerismos ni poperadas.

Bueno, pues el año pasado, habiendo editado solo aquel glorioso LP que tendré siempre en mi TOP 10, volvieron a la carga con un nuevo trabajo también como Hysterese, aunque esta vez se trata solo de un E.P. Así que después de escuchar la “decepción” que me he llevado con los alemanes, esperaba poder escribir que en el caso de las suecas (ahora son 5 chicas, antes creo que eran 3 y 2 tíos) que se siguen manteniendo igual de furiosas y veloces… Pero, por desgracia, vuelve a repetirse la jugada. Atrás queda la velocidad brutal y esa vena HC hiper agresiva de su debut.

Eso sí, el 7” me parece más “salvable” que el de Hysterese porque el cambio no es tan brutal. Siguen sonando a SSA en un 80% y desde luego la voz me sigue pareciendo gloriosa y a años luz de casi todo el mundo.
En estas cuatro nuevas canciones se muestran menos violentas y las melodías se dulcifican, recordando un poco en el estilo a Burning Kitchen, el grupo que tenían dos de ellas anteriormente. Pero es cierto que siguen siendo más parecidas a SSA que a otra cosa.
Y, sí, en algunos momentos y debido a que cantan en sueco, pueden recordar también mucho a Masshysteri, ahora que se han sacudido la vena HC.

Cuatro temas que de no venir firmados por las de Estocolmo estoy seguro que pondría por las nubes porque son muy buenos y las melodías muy brillantes, pero tratándose de ellas y visto en donde tenían puesto el listón, por desgracia, no puedo hacer una crítica tan entusiasta.

Podemos concluir con este caso y con el de Hysterese que “segundas partes nunca fueron buenas”… No sé. Con ese sabor agridulce me quedo. Pero vuelvo a decir que el disco es muy bueno, que conste.

Mgrtn.







miércoles, 10 de julio de 2019

Críticas 213: Andy Human and the Reptoids, Cruelster, Perverts Again






Andy Human and the Reptoids: “Psychic Sidekick” (LP, Total Punk)


Segundo LP de este grupo de la zona de la Bahía de SF con miembros de bandas como The World, Drunk Horse, Lenz, The Cuts, After the Fall y un puñadito más. Tan ocupados estaban (sobre todo Andy) que llevaban dos años sin sacar nada, desde su último 7” que también llevaba la etiqueta de Total Punk. Anteriormente sacaron otros tres 7”s y debutaron en 2015 con su primer LP.

En el texto promocional se les compara con Devo, Wire o hasta con Uranium Club, entre otros. Yo no acabo de verlo claro, no creo que se parezcan a ninguno de esos grupos, pero si es cierto que si tomamos una pizca de cada uno de ellos y lo mezclamos en una batidora a ritmo Synth Pop ochentero podríamos obtener un producto similar, bastante clavado incluso. Aunque, según que elementos cojamos de cada uno, también podríamos obtener algo completamente distinto. Vamos que para hacer una mezcla podríamos haber cogido algo de Lost Sounds, Depeche Mode y hasta de los Spits (puestos a exagerar un pelín, pero solo un pelín).

Creo que los tiros van más por el rollo de unos Tubeway Army bien especiados de Post Punk. De hecho no se me escapa la similitud del nombre de Andy Human con el de Gary Numan. Aunque, por supuesto la voz, pese a que en algún momento puede tener ese deje, no es comparable y es algo más grave y afectada. Ojo, que mola bastante también, no estoy diciendo que sea mala o una copia barata. Para nada.

Aunque la voz sea bastante calmada el disco tiene fuerza y no se hace lento para nada. De hecho es bastante dinámico. Hay momentos de más contundencia y pequeñas explosiones de energía y también momentos un poco más introspectivos, pero en líneas generales es bastante bailable (sobre todo al inicio) y más alegre de lo que en principio aparenta con esa neblina de oscuridad que lo envuelve todo.

Hay oscuridad y ochenterismo suficientes para que les guste a los siniestros y por otro lado hay también una parte raruna Post Punk que llegará a arties, intelectualoides o incluso gente de bien, je.

Personalmente creo que empieza bastante bien y poco a poco se hace algo monótono hacia el final. Pero, en cualquier caso, creo que es un buen disco y necesita un buen puñado de escuchas para apreciar todo el trabajo que hay aquí. Aunque, eso sí, es bastante disfrutable desde la primera escucha.

Mgrtn.







Crueslter: “Riot Boys” (LP, Lumpy Records)

Banda de la productiva escena de Ohio con miembros de Perverts Again (ver crítica abajo) y Bulsch, entre otros grupos, en activo desde el 2013, pero que tras un puñadito de cassettes, EPs y un LP llevaban sin sacar nada desde el 2015.

El LP es bastante bueno y desde luego encaja a la perfección en la escudería de Lumpy con todos los ingredientes necesarios del “nuevo” y excitante Punk de ahora: riffs rarunos, creatividad moderada para no salirse del género, voces perrunas, distorsiones muy sucias, velocidad HC y un alto porcentaje de disonancias.
El rollo se les da bastante bien caminando casi siempre por el sendero de los Dumpers para desviarse de vez en cuando por rutas más “synthtéticas” propias de bandas tan dispares como Janitor Scum, Skull Cult o BB Eye, pero definitivamente pertenecientes todas a esa misma “escena” actual.

Un disco pues, tan homogéneo como heterogéneo (sí, es posible) bastante potente y rabioso, cargado de Punk renovador de calidad, que no mira atrás y renuncia al revival caduco y viejuno.
Un LP que posee grandes dosis de originalidad, pese a que inevitablemente suena a muchos grupos de ahora, pero no tanto porque se copien entre ellos (que me imagino que eso es inevitable si no estás sordo) si no por ser parte de la misma escena. Ya que, sin duda, han puesto su granito de arena (desde el 2013, no lo olvides) ayudando a crear ese sonido que, no lo ha inventado un grupo en concreto y es, indudablemente, producto del trabajo colectivo de muchas bandas.

La única pega que le pongo son las narraciones entre canciones, sobre todo la lectura inicial de una larga carta dirigida a la sección del correo de la colección de Capitán América, que rompen un poco el ritmo del disco. Por lo demás, muy brillante.

Mola mucho.

Mgrtn.






Perverts Again: “Friday Night Light” (LP, Total Punk)


Un disco con esta portada, o mejor dicho con este personaje con portada, y con la garantía de Total Punk, desde luego no se me podía pasar en ninguna cubeta de ninguna tienda de discos del mundo. Por supuesto, lo compré y aquí lo estoy comentando, claro. Aunque, para ser sinceros, ya le tenía echado el ojo por internet antes de verlo en aquella tienda de Berlín. Y me había llamado la atención por lo mismo, por las pintas del tipo y por el sello que lo editaba. Ese olor a subnormalidad que impregna la portada y el nombre del grupo no merecían ni siquiera una escucha previa para saber que me lo tenía que pillar.

Se trata del segundo LP de esta banda de Ohio, tras el primero que salió en 2015 y después de un 7” en 2017 también con la etiqueta Total Punk. En la banda hay algún miembro de los comentados arriba Cruelster y creo que también alguien de Vanilla Poppers pero, aunque el grupo podría encajar en la escudería de Lumpy Records como estas bandas, llevan un rollo bastante menos agresivo, menos sucio y definitivamente menos veloz.

En efecto, el contenido posee la dosis suficiente de subnormalidad para hablar de Mongo Punk, pero también es cierto que van mucho más allá de eso. La música, sobre todo por las voces bastante graves y caricaturescas, tiene ese toque humorístico socarrón que también poseen las letras. Pero del mismo modo que los textos son mucho más profundos que el clásico “caca culo pedo pis” del género y abundan en una especie de realismo social esperpéntico cargado de fina (y gruesa) ironía, la música también posee una profundidad mayor que rompe constantemente la fina cáscara de simplicidad en la que se envuelve.

Aunque alguno se acelera un poco más, la mayoría de los temas son medios tiempos, lo que resultaría un poco coñazo si no fuese por el toque raruno constantemente presente, que va desde el rollito más ligero a lo Devo a cierta matemática intelectualoide que combinan sorprendentemente con el mongolismo que emanan constantemente las voces.

En definitiva, Weird Punk un poco inclasificable hecho por frikis que si bien en una primera escucha superficial puede pasar un poco desapercibido va cargado de mucha sustancia y mucha mala leche.

A mí me ha gustado bastante. Y no solo porque no se dediquen a plagiar descaradamente como hacen el 90% de los grupos de hoy.

Mgrtn.