martes, 4 de diciembre de 2018

Críticas 199: Iss, Snob, Super Busty Samurai Monkey, The Poseidons



ISS: "Endless Pussyfooting" (LP, Erste Thenke Tonträger)

Es un disco del año pasado pero no he tenido ocasión de hacerme con él hasta ahora. Se trata del segundo LP (el primero es del 2015) de este dúo de Carolina del Norte con gente de Cross Eyes (¿qué fue de ellos?), Whatever Brains o Brain Flannel, entre otros pluriempleos y anteriores trabajos. 

Lo cierto es que en las pintas que gastan en las fotos parecen los Daft Punk cuando se quitan las caretas y se descubre que dentro están Andy y Lucas. Bueno, igual he exagerado un poco, pero ha quedado de puta madre la frase, ¿verdad? En cualquier caso si el disco lo saca Erste Thenke Tonträger está muy claro que ni Andy ni Lucas están detrás de todo esto. Ni tampoco Daft Punk.

El disco tiene la ventaja, y el inconveniente, de ofrecernos canciones muy heterogéneas con lo cual no nos da tiempo a aburrirnos de un único estilo, pero sí te topas con algún tema que igual no te gusta del todo. Aunque, para ser justos, el estilo sí es el mismo, aunque no tiene nombre, así que podríamos nombrarlo como "coge-samples-de-discos-Punk-clásicos-y-haz-canciones-propias-con-ellos". Ah, y los samples no son solo de discos Punk, cualquier cosa les vale. 

Y, así es, como ya hicieron en el primer LP con temas de Blitz, B-52 o Discharge, aquí cogen trozitos de canciones de TV Personalities, X-Ray Spex, Suicide, GISM o hasta Brian Eno, las mezclan y crean piezas únicas totalmente distintas que, ciertamente, molan bastante. No esperes, por supuesto reconocer todos los samples (ni tampoco gran parte de ellos) porque a veces cogen trozos tan pequeños que es imposible saber de dónde lo han sacado. El resultado es Punk (a veces incluso HC) de canciones cortas y con un toque bailable y, por supuesto, con tanto corta y pega: electrónico. 

Y aunque sí hay unos cuantos cortes que suenan parecidos, incluso a canciones del disco anterior, como he dicho antes, los temas son muy variaditos. De repente te encuentras una pieza a piñón fijo super destroyer o con un tema muy electrónico rozando lo industrial o te ves inmerso en una canción que suena a los Ausmuteants más melódicos. Porque, desde luego, no solo se les da bien eso de mezclar trozitos de canciones, las melodías vocales propias les quedan muy bien. Quizás esto sea lo que queda de los Crossed Eyes, las melodías de ISS. 

Más que un experimento de cachondeo (sentido del humor no les falta) es un grupo más a tener en cuenta. Merecen la pena, en serio. 

Mgrtn.








Snob: "S/T" (LP, La Vida Es Un Mus)

Tras dos 7"s (2014 y 2015) autoeditados que pasaron sin pena ni gloria, estos cuatro londinenses (2 chicos y 2 chicas) se descuelgan, tres años después con un LP en LVEUM, que la verdad es que está de puta madre.

Lo cierto es que se puede decir que suenan mucho a otros grupos del sello. ¿Podemos plantearnos incluso hablar ya de "sonido LVEUM"? De acuerdo que el sello saca cosas tan dispares como Belgrado, Wankys o Rixe, que no tienen nada que ver unos con otros y también hay que atender a que los grupos del sello están muy repartidos por el mundo y la variedad de idiomas usados o los muy distintos acentos al cantar en inglés tampoco favorecen que se pueda hablar de un estilo en concreto, ya que cada grupo suena de una manera. Pero es verdad que hay un puñado de grupos, que suenan muy parecidos, que practican un HC Punk bastante similar, veloz, sucio e incómodo. Y dentro de ese rollo hay, por así decirlo, dos categorías: cuando cantan ellos y cuando cantan ellas. Nos encontramos, en el caso de Snob, en la segunda categoría, ya que canta una tal Grotty Garbo (muy elegido el nombre). Me atrevería a decir, pues, que un puñadito de grupos del sello con cantante femenina suenan bastante similares: Runt, Exotica, Sial, Snob... O al menos el planteamiento y resultado es bastante parecido. No es una categoría tampoco excesivamente numerosa (es más numerosa aquella en la que cantan ellos), y no sé si da, por tanto, para hablar de "sonido LVEUM", pero creo que andamos muy cerca.

En cualquier caso cuando la cantante es londinense esa sensación de "sonido LVEUM" se acrecienta. Ya que la voz de Grotty tiene esa forma de escupir las palabras (muy a los Runt/God Throb), esa dicción que te golpea como si tuviese síndrome de touret, esa forma de pronunciar que tienen otros grupos de LVEUM. Recordemos que el sello tiene su base en Londres y gran parte de los grupos que saca últimamente son de allí. Grupos también del rollo Woolf, que aunque no entren en la categoría de HC/Punk, tiran más al Post Punk o al Art Punk, pero cuyas voces van por ese camino, despiadado, vulgar y asquerosamente Punk que me flipa.

Snob no descubren por tanto nada nuevo, al menos con este LP en pleno 2018, aunque quizás con sus 7"s anteriores, en su momento, sonasen más innovadores. Pero siguen un estela que mola bastante y que, desde luego, sigue siendo tan minoritaria que no se puede hablar de "moda" aún. Son igual un poco menos HC que otros grupos del rollo en algunos temas, aunque en otros temas no se quedan atrás. Y definitivamente tienen ese toque incómodo, esa bola de suciedad contenida que no acaba de explotar y te pone nervioso precisamente por eso, porque no acaba de explotar y la ves crecer y crecer, pero se mantiene ahí, jodiéndote la vida. 

Para mi gusto no superan a Runt, aunque sí están bastante más centrados en lo suyo que aquellos. Y, desde luego, me parece un disco bastante genial.

Mgrtn.




Super Busty Samurai Monkey / The Poseidons (Split 7", Autoedición)

De su reciente minigira por Japón, los Super Busty se han traído debajo del brazo este split compartido con los nipones The Poseidons. 

SBSM siguen a lo suyo, con un par de Gameboys y la voz de Sara dándole al Electro Punk Bacala más gamberro, frívolo, saltarín y frescales de la ciudad, o a lo que a mí me gusta siempre definir como Gameboy Teenage Riot.
Esta vez, quizás, se ponen un poco más serios en su primer tema, inspirado en las letras de Lorca y con un tinte en el estribillo indudablemente andaluz. Tradición y raíces pero con juguetes electrónicos y sin perder su toque personal y travieso.
En el segundo tema se olvidan del folklore y se lanzan en picado con uno de sus temas de baterías machaconas soltando mierdas en lo que parece alemán. Al final de la canción rinden homenaje al clásico del 81 Los Niños del Parque del conjunto electrónico teutón de culto Liaisons Dangereuses, acogido en nuestro país por los bacalas más cool y los siniestros más despiertos.

La cara de los Poseidons es más complicada de definir. Definitivamente no es electrónica, al menos parece que usan instrumentos de verdad, y no de juguete. Practican una especie de Pop raruno, un poco Post Punk, con bastante melodía y con toques tradicionales, ahora no sabría decirte si japoneses o árabes o qué, pero sí que suena medieval. Letras en japonés y una frialdad permanente en los ritmos, atenuada por lo cálido de los instrumentos y las partes vocales que son más temperamentales aunque con el toque marcial que acompaña a casi toda la canción. 

Mgrtn.