domingo, 2 de octubre de 2011

Silvia Sobrini ya no es...

Silvia Sobrini ya no es... una canción que me quedaré con ganas de escuchar interpretada por los autores originales en directo. En efecto, lo que empezó siendo un rumor, se convirtió en un secreto a voces y, finalmente, en un hecho consumo el viernes pasado.
Los Nikis, sí, los Nikis, teloneaban, sí teloneaban, a Airbag en la presentación de su nuevo disco...
Silvia llegó en este Escort azul marino a la Heineken.

Airbag + Los Nikis. 30 septiembre 2011. Sala Heineken. Madrid.

Pues allí estábamos todos como era de espera. La llamada de Airbag es algo que no solemos rechazar la gente de la vieja escuela, que les hemos seguido desde el principio (allá por el año 2000), ni la gente nueva que se ha ido sumando a la "juventud de Airbag". Pero en esta ocasión, era algo obligatorio, teniendo en cuenta que los teloneros iban a ser los Nikis. Ya no había duda. Todo el mundo estaba enterado, aunque siempre cabía la posibilidad de que se rajasen o que pasase algo. Aún había una pequeña sombra de duda, que Joaquín se encargó de alimentar poniendo en su Facebook eso de "Estoy en Boston, me pierdo el concierto de Airbag", jeje.

Sala llena. Todas las entradas vendidas. 850 personas. Supongo que lo de los Nikis ayudó un poco a que se agotaran las localidades, pero creo que sin ellos los malagueños también habría llenado, ya que sus fans son legión y la gente les quiere un montón.

Mi fisioterapeuta me había dicho esa misma tarde que no levantase peso, y que no adoptase posturas poco ortodoxas, porque tenía (tengo) una contractura bastante seria en el cuello. Pero fue ver salir a los 4 de Algete (tras la intro de Nelly the elephant), empezar a sonar Silvia Sobrini, y a los 10 segundos ya estaba tirándome dese el escenario, jajaja.
La verdad es que fue muy emocionante. Los Nikis son uno de mis grupos fetiche (mío y de miles de personas, claro) y no tenía opción: había que verles sí o sí. 

Vale que las canas, la alopecia, los kilos y las arrugas hacen estragos. Y no eran los jovencitos de los 80 que tocaban en Caminos, pero tampoco eran unos ancianos con bastón (hay gente muy exagerada). Aún estan ágiles como para lanzarse al público (Emilio) o revolcarse por el suelo (Joaquín). Lo importante es que eran ellos, los Putos Nikis, y tocaban sus canciones. Esas nunca engordarán ni se quedaran calvas, ni morirán nunca. 

Lo cierto es que 5 canciones saben a poco y pasó todo muy rápido, pero la cara de gilipollas y la sonrisa de oreja a oreja que se nos quedó a todos mereció la pena. Ellos estuvieron correctos y no sonaron mal, salvo algún problemilla técnico al principio. Emilio desafinó aquí y allá, pero todos sabemos que nunca ha sido Pavoritti y que nosotros desafinamos mucho más cantando a grito pelado cada una de las sílabas de todas las canciones.

El repertorio fue: Silvia Sobrini, Salvaje pasión, El Impero contraataca, La naranja no es mecánica y 10 años en Sing Sing. Más o menos lo que cabía esperar, sabiendo como se sabía que solo iban a tocar 5 temas. Algunos se extrañaron de que sonase el Imperio pero, joder, es su canción más popular, ¿cómo no la iban a tocar? 
Yo eché en falta Ernesto, que la daba por casi segura, y algo tipo Catmandú, Gamma Globulina, Brutus u Olaf el vikingo, en lugar de centrar prácticamente todo el repertorio en temas del Marines a pleno sol. Pero, qué demonios, ese es "El disco" e hicieron lo correcto.
También creo que estuvo muy bien que tocasen pocos temas. Quizás un concierto de una hora hubiese restado emoción al momento.
Bueno, ya lo podemos decir, hemos visto a los Nikis. Que gustazo da poder decirlo, ¿no?

Cabía esperar que tras los Nikis, el show de Airbag quedase un poco eclipsado. Pero la actuación de los madrileños no restó para nada importancia, ni expectación, al concierto de Airbag. La inmensa mayoría de los allí reunidos eramos fans de Airbag, y un concierto suyo siempre es (aparte de una reunión de amigos que no ves a menudo y que coinciden siempre en este evento) una noche de diversión asegurada. 

Lo cierto es que teníamos ciertos recelos al respecto, ya en el último disco (Manual de montaña rusa, un título buenísimo por cierto) han abandonado el Punk (apenas hay un par de temas que podrían clasificarse como tales), y no sabíamos como iban a funcionar esos temas en directo. Es un disco de pop bastante bueno, a mí me ha gustado, pero sinceramente, no hubiese ido a verles en directo si ese disco fuese el primer disco de un grupo nuevo. No es ningún secreto que, aunque me gusten todos y cada uno de los discos de Airbag, lo que más disfruto en directo son los temas del primero y del segundo, los más punkies. Pero, sabíamos que iban a tocar temas antiguos y temas nuevos, y aunque solo fuese por los antiguos, el pogo iba a estar asegurado.

Pues bien, tocaron bastantes del nuevo disco, y me sorprendió ver, que a pesar de haberlo escuchado menos, tenía los temas muy asimilados. Además en directo siempre suenan más cañeras. Aunque algunas de las nuevas son "baladitas" que tampoco se prestan mucho a acelerarlas, pero, como dice Raspu, nos vienen muy bien para descansar un poco (sin dejar de cantarlas eso sí). Lo curioso fue que los temas que años pasados usábamos para descansar del pogo, fueron las que revolucionaron más al personal, ya que las tocaron bastante más rapidas de lo normal. 

Me faltó Marta no es una Punk y algo en plan Me estrellé o La chica nueva. Pero con un repertorio cada vez más extenso, y con temazos y temazos a tutiplen, es normal que se vayan quedando en el tintero. Además, siendo objetivo, temas como "La ola perfecta" del último disco, tienen una calidad que supera en muchos puntos a todos los temás más salvajes del principio. Vale, que es un tema pop, y no Punk, pero no se puede dejar de reconocer que es un temón.

Quizás descansamos mas que en otros conciertos anteriores (recuerdo aquellos de El Sol en el que era un no parar) porque había más medios tiempos y porque es indiscutible que cada vez se vuelven más adultos y menos veloces; pero lo pasamos igual de bien. Y no le vino mal a mi cuello, jeje.

Como siempre, llevo todo el día de ayer y el de hoy (y los que me quedan) tarareando mentalmente sus canciones, y eso es una prueba de lo que siempre digo: que Airbag están a años luz del resto de bandas de Punk Pop estatales, y sus temas son sencillamente geniales. Hay unos que me gustan más y otros menos, pero casi todos son parte de la banda sonara de nuestras vidas y eso no se borra.

Reconozco, también, que no puedo ser muy objetivo con ellos y que saco los dientes cada vez que alguien dice que son unos moñas. Y que luego me meto con otros grupos precisamente por ser moñas, cuando a lo mejor lo son menos que Airbag. Y entiendo que a mucha gente de la "escena" no les guste nada su rollo. Yo mismo no hago ni caso a otros grupos que llevan ese rollo.  Pero, es que no puedo evitar ser fan y estos fulanos son muy buenos.

En definitiva, el verano no acaba el 23 de septiembre,  el verano acaba después de que toquen Airbag en Madrid. Esperemos que no sea El último de los veranos...

Mgrtn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario