jueves, 5 de mayo de 2016

Críticas 144: Mártires de Uganda, GLOSS, Sex Crime


Mártires de Uganda: “Vacaciones en San Blas” (Polla Rabo Records) 

No es ningún secreto que la última maqueta de los Mártires me encanta. Tanto es así que incluso la incluí entre lo mejor del año pasado a pesar de no ser un disco. Pues bien, tras unos meses de espera y mucha ilusión y trabajo, por fin esas canciones se han convertido en un disco de verdad. Un lujoso vinilo 12” con todo lujo de detalles, sin reparar en gastos, limitado a tan solo 200 copias. Avisados quedáis.

Se trata de la primera referencia de Polla Rabo Records. Un sello creado para sacar precisamente este disco. Y es que, un día, charlando con mi amigo Javi (juntos descubrimos a Screeching Weasel, Dwarves, New Bomb Turks, Untamed Youth y todos aquellos maravillosos grupos de los 90), se interesó por lo que hacía yo cuando sacaba un disco. Cuando descubrió que no era ni tan caro, ni tan complicado, se decidió a sacar un disco a alguien. No tardó más de un minuto en decidirse. La maqueta de los Mártires le había flipado tanto como a mí y decidió que debía convertirse en un vinilo. Le puse en contacto con el grupo y todo comenzó a rodar. 

Se decidió cambiar el nombre (La maqueta comercial) ya que no iba a ser una maqueta y se optó por el título de una de las canciones del disco Vacaciones en San Blas. Para la portada decidimos ampliar la idea que ya existía en la maqueta (la mano de Mickey con una botella rota que robaron de alguna web) y me dibujé entera la posible escena, sita, cómo no, en San Blas. Como curiosidad quedó descartada una prueba en la que el ratón más famoso del mundo echaba la pota. 

Las 11 canciones, ya lo sabes, son todas una puta maravilla que llevan camino de convertirse en clásicos del Punk nacional. Copio y pego lo que comenté de la maqueta en su momento: “Punk Rock de melodías deudoras de bandas como Nikis o Airbag, pero con mucha más mala leche y con letras corrosivas, incorrectas y muy brillantes. Quizás sean las letras su plato fuerte, pero no se queda muy atrás su habilidad para hacer medios tiempos más pegajosos que un chiche recalentado una tarde de verano esperando para que lo pises. Me flipa la voz y la desfachatez de los textos”. 

Y creo que la ocasión merece que me extienda un poco más, porque sin duda este es el disco del año.
El disco es muy muy pegadizo y está muy bien ejecutado. Suena de puta madre y si lo pinchas, lo vas a tener en el plato durante semanas sin querer quitarlo. Es como una droga. Tanto las canciones rápidas, que son como un escupitajo en la cara con sabor a chicle de fresa, como los medios tiempos, que se te marcarán a fuego en el cerebro.

Las historias que cuentan en el minuto y medio que suelen durar las canciones son sencillamente brillantes. El costumbrismo urbanita se tiñe de humor negro para regalarnos pinceladas de arte, aparentemente de brocha gorda, pero con una precisión pasmosa. Parece increíble como en tan poco tiempo logran contar tantas cosas (parte del secreto está en las cosas que no se cuentan) y como te meten dentro de la historia a base de rimas chorras, pero certeras como dardos clavados en la base de tu cuello.
No les importa usar palabras como “rabo” o “polla” (de ahí el nombre del sello), que a otros grupos parecen darles miedo, para acercarnos a historietas cotidianas que dan para un mediometraje.

Mi favorita es Anuncio de Danacol, que narra las peripecias de un tío ya mayor que liga en los cursos del Inem con “una así también mayor”. “El hombre se encuentra parado, pero también folla un montón, y tras el espejo del baño se ve en la misma situación que cuando tenía 15 años, pero operado del corazón”. Magistral.
Y las demás no se quedan atrás. La historia del negocio de compra y venta que perdió el protagonista por la famosa tensión sexual no resuelta con la señora del rumano que hacía de traductora durante la transacción en los Desguaces La Torre. Las vacaciones en San Blas, en el sofá, terminando el GTA y cenando pechugas de Villaroy. La cena de antiguos alumnos en el Gastrobar en la que el Weezer del polígono finalmente no puede restregarles su éxito a esos compañeros que le puteaban en el colegio y decide rociarles con gasolina… Brutal, en serio.

Si solo te vas a comprar un disco este año, tiene que ser este. 
Escúchalo aquí: Bandcamp

El sábado 14 de mayo estarán presentándolo por todo lo alto y te lo podrás llevar a casa a precio de saldo. Será en el Wurlitzer Ballroom y les telonearan Bladders y Flocos de Milho. No te lo pierdas.

Mgrtn.


G.L.O.S.S.: “ Girls living outside society’s shit” (7”, Sabotage)
Reconozco que al ver la portada del single en la tienda me pareció que iba a ser una banda en plan Coathangers o algo en plan FRAU y por eso me paré ahí y sopesé la idea de comprarlo. Después leí la descripción y hablaba de un grupo de chicas haciendo Hard Core. Bueno, el HC no me apasiona… Lo dejé apartado y seguí buscando discos. Tres cuartos de hora después, cuando me vi todos los putos discos de la tienda, decidí que aún podía pillarme uno más y volví sobre este. Pensé en que igual sería algo del tipo Libyans, que me encantan, y lo puse sobre el mostrador junto a los otros para pagarlo. Ya, ya sé, que los más listillos y modernos ya habéis oído a la banda y sabéis de qué iba, pero yo no. No puedo oírlo todo y estar en todas partes, lo siento. Además me da mucha pereza escuchar bandcamps, a mí me gusta oír directamente el disco.
Bueno, pues llegó el momento de oír el disco y ¡oh sorpresa! Tuve que fijarme en si la galleta del vinilo se correspondía con la portada. Me han dado un disco equivocado. Aquí canta un tío. De hecho me fui hasta el bandcamp para asegurarme y todo. Vale, eran las G.L.O.S.S. no había duda. Pero desde luego la voz es la de un tío. Indagué un poco más y resulta que la cantante es transexual. Vale, ahora me encaja todo. Ya sé que tú ya lo sabías, listillo. Pero deja que la gente que compramos discos “a ciegas” tengamos de vez en cuando estas pequeñas “satisfacciones” como antaño, como cuando no existía internet. Aunque, después hagamos trampa y, para enterarnos, miremos en internet, jeje.
Bueno, al asunto. Creo que este grupo echa por tierra definitivamente la tontería esa de “grupo de chicas”. Todos esos prejuicios que tienen algunos supermachos que ven a los grupos de chicas como si fuesen una categoría aparte, una categoría inferior claro, “porque ningún grupo de tías suena como Motorhead”. La misma tontería que, desde el otro lado, promocionan esas que se creen superfeministas y que caen en absolutamente lo mismo que los anteriores. Para ellas (y para ellos) da igual qué estilo practiquen, si tocan mejor o peor, simplemente es un “grupo de chicas” y eso ya es una categoría en sí. “Me da igual qué música hagan, es un grupo de chicas, ya por eso me gustan”. Mientras sigamos con estas distinciones chorras, seguiremos anclados en el siglo pasado. Los grupos son de Punk, de Hard Core, de Funk Metal… o de estilos inclasificables, pero no de tíos o de tías.
Vale que una voz femenina no es igual que una masculina. Y que te puede gustar más una que otra. Pero no todas las voces femeninas te tienen porque gustar, ni todas las masculinas desagradar. Ni al revés. Y quitando el tema de la voz, ¿qué ocurre que las chicas tocan distinto los instrumentos? Sí, claro tocan peor o más suave. Paparruchas. Los grupos te pueden gustar mucho, poco, regular o nada, pero por su música, o por la voz, o por las líneas de bajo, o por sus pintas incluso… pero no por el sexo de los componentes. No seamos ridículos.
Pues eso, G.L.O.S.S. no tienen nada que envidiar a ningún grupo de Hard Core “de tíos”. Y no lo digo porque la voz suena como la de hombre, lo digo por todo. Por su energía, su rabia y su velocidad. Y el hecho de que la voz sea así quizás sea el detonante que necesitan algunos para darse cuenta de esto. Que los grupos de tías pueden ser mejores, o peores, que los de tíos, o incluso iguales. Que el sexo no tienen nada que ver.
Por la misma razón considero irrelevante lo de poner que se trata de una banda Queer… lo-que-sea. Molan y punto. Me dan igual sus gustos en la cama.
El disco es bastante bueno y contiene cinco temas contundentes y muy directos. A mí personalmente no me gustan demasiado, pero porque es un estilo que no me suele atraer a no ser que ofrezca alguna nota discordante; si no me suenan todos igual. Supongo que en directo sí que me molarían más.
Mgrtn.


Sex Crime: “S/T” (LP, Danger Records)

Tras tres singles relativamente exitosos, el cuarteto de Portland (con gente de No Talents y Epoxies entre otros, ya sabes), ha cambiado a la bajista y ha sacado su primer LP. Mientras en sus singles fueron explorando el Synth Punk en sus distintas vertientes, desde cosillas más retrofuturistas, hasta temas más experimentales, desde el óxido de Screamers hasta el KBD de Los Reactors, ahora parece que se decantan por practicar un Punk más clásico de melodías potentes, muy americano. De hecho, en ocasiones me recuerdan mucho a los Briefs. Algo más oscuros por momentos y con arreglos de teclado, pero me suena bastante a ese rollo.

Los teclados siguen estando presentes, pero mientras antes eran más protagonistas, parece que ahora se dedican más a acompañar a la guitarra. Las voces siguen alternándose, entre masculinas y femeninas, puede que con más prioridad a las masculinas, al contrario que en los singles, en donde la voz de Cecilia era una de sus señas distintivas. Aún así siguen apostando por algún tema más raruno (no se puede hablar de experimental a estas alturas de la peli donde está todo inventado) de vez en cuando, que contribuye a enlazar este LP con sus trabajos anteriores. Aunque por lo general lo raruno queda relegado a pasajes dentro de las canciones. Hay temas muy buenos como Nowhere to go, en donde combinan tecladitos más protagonistas con estribillos más clásicos y resulta bastante aparente. Y luego está el tema en francés, demasiado Crampiano, que creo que no pega demasiado pero, sin duda, aporta mayor variedad a un disco que parecía que iba a ser más monótono.

En definitiva me parece un buen disco, pero que se aleja de los planteamientos iniciales de la banda para centrarse en cosas más clásicas, que sí, que son bastante efectivas, pero que también están muy vistas.

Comentar brevemente, por último su actuación el otro día en el Funhouse. En donde la banda desgranó temas de este disco y tonadillas anteriores, que eran las que nos sabíamos. El poco público asistente presenció un espectáculo con Cecilia haciendo el indio y bailando todo el rato (no en vano era la frontwoman de No Talents), que hubiese sido bastante más contundente con una legión de fans entregados. Para un puto grupo interesante que nos visita en lo que va de año, la gente prefirió quedarse en su casa, o tal vez asistir a algún concierto de Anarco-Hard-Core o de algún grupo tipo Ahora-Resulta-Que-Soy-Post-Punk o cualquier subgénero de moda dentro de la escena. Para que digan que esto del Punk no es una moda. La gente se mueve por las modas y esto es así, en el Punk y en El Corte Inglés. Aunque claro, si hubiesen venido hace unos años cuando estaban de moda los tecladitos, pues igual se hubiese petado, je.

Mgrtn.





No hay comentarios:

Publicar un comentario