lunes, 9 de abril de 2018

Críticas 187: Flackoff, Nurse, Rature


Antes de empezar con los discos podéis echar un vistazo a mis críticas de los CONCIERTOS del invierno en Madrid en 1 minuto de gloria.
Zanussi, Massicot, Neura, Muerte o Matute, Bogan, Miscalculations, Snor, Sextile y Magnético Grupo Robot. 

Y ahora, ya sí, vamos con los discos:




Flackoff: “e.p.” (7”, Sofa Records / Inflammable Material)

Creíamos que ya no quedaban clásicos KBD por reeditar pero hemos tenido que esperar hasta 2018 para ver reeditado el disco de este grupo británico, que se publicó originariamente en 1980.

El artefacto consta de tres temas y, curiosamente, es el último de ellos, “The King is dead”, el que ha pasado a la historia, ya que fue el incluido en el Killed By Death #007, pero por una errata aparecía como “Cocktails at six”, que en realidad es el título del primer tema de este single. Vamos que hemos estado engañados toda la vida, jajaja.

Las canciones molan todas y suenan a Punk fresco a la par que sólido (algo difícil de conseguir) pero, sin duda, lo más característico del grupo es la excelente y chillona voz de su cantante. Por supuesto el hit sigue siendo “The King is dead”, que es la más directa pero, desde luego, los otros dos temas no se quedan atrás. Eso sí, algún punteillo de guitarra se lo podían haber metido por el culo.

Mgrtn.






The Nurse: “Discography 1983-1984” (LP, La Vida Es Un Mus)

LVEUM es un sello especializado en sacar a grupos de candente actualidad, pero cuando se desmarca con alguna reedición antigua o alguna antología, como este caso, podemos estar seguros de que va a ser una puta maravilla (Tómese como ejemplos a Último Resorte o Crisis). Y desde luego este disco no es la excepción.

El vinilo recupera los dos únicos singles sacados por la banda de féminas de Tokyo en 1983 (Flexi en Incest Records) y 1984 (ADK Records) respectivamente, con un total de 13 temas de purito Punk y HC simple e irritante. Vale que ya en 2011 se editó un CD (SS Recordings) con el mismo material y además algunas demos y rarezas, pero era un puto CD y eso no vale una mierda.

Por la época, el país y los sellos implicados posiblemente te esperes bestialidades zapatillescas y/o aplastantes y densas del tipo de Coma, Gas, Masturbation, Tranquilizer o ABK pero, tranquilo (o ponte nervioso si lo prefieres), no es tan extremo y los acercamientos al heavy metal quedan reducidos a alguna guitarra fea puntual en los último temas. Es algo más naif y la voz de la cantante se encarga de conducirlo todo a terrenos más agudos cuando el resto de los instrumentos se engorilan y se ponen algo “gruesos”. Además hay algunos temas más lentos que sirven para dar más colorido al disco, entre hostiazo y escupitajo.

La primera cara, que recoge los 8 temas del primer disco, es una absoluta maravilla. Frescura y agresividad se dan la mano en un producto veloz, sencillo y directo. Gloria bendita, vamos. Hasta los dos temas lentos molan bastantes, así en un rollo más oscuro, como de pesadilla de Dante. La segunda cara (segundo disco de 5 temas) es bastante menos HC y tiene más temas lentos. Uno de ellos, en el que se ponen algo folklóricas, es un infierno, el resto no están mal. Pero definitivamente esta cara es menos agresiva. De hecho, en ocasiones se acercan a unas Shonen Knife cabreadas con guitarras algo heavies de fondo.

Me quedo, lógicamente, con la primera cara y con muy buen sabor de boca.

Mgrtn.





Rapture: “I Glorify” (7”, Quality Control HQ)

Tuvimos ocasión de ver a este jovencísimo grupo de Leeds (UK) y, la verdad, es que me gustaron mucho. No descubren nada nuevo, de hecho son muy ochenteros y se toman muy a pecho el rollo Youth Crew, pero tienen temazos y la voz de la cantante aporta una nota de color que les hace destacar.

Influencias, ya te puedes imaginar, todas: Youth of Today, Straigh Ahead, Floorpunch… pero con voz femenina de lujo, lo que les hace parecerse un poco, por el tono, algo a 7 Seconds, aunque les faltaría melodía para que el parecido fuese más notable.

Ya sabes lo que puedes esperar: 6 temazos de HC a toda pastilla, mucha rabia, 0% metal y los inevitables cambios de ritmo pero, aunque previsibles, bastante llevaderos. Molan mucho.


Mgrtn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario